Cavani… ¡nomás cuatro!

El charrúa 'se suelta el pelo' en Liga Europa

LONDRES, Inglaterra (AP/EFE).— Edinson Cavani se despachó con cuatro goles para llevar ayer al Nápoles a una victoria 4-2 sobre el Dnipro de Ucrania en la Liga Europa, en el que el Atlético de Madrid y Liverpool sucumbieron.

Nápoles salió triunfante en su estadio San Paolo con el derroche goleador del uruguayo quien marcó al 7′ 77′, 88 y 90′.

El club italiano se colocó en el segundo lugar del Grupo F.

La marcha perfecta del Atlético, el campeón vigente, en el Grupo B llegó a su fin en Portugal al perder 2-0 ante Académica.

Atlético ahora comparte la cima de su llave con Viktoria Plzen de Eslovenia, que goleó 4-0 al Hapoel Tel Aviv de Israel.

Liverpool salió derrotado 1-0 de su visita al cuadro ruso Anzhi Makhachkala, poniendo al rojo vivo el Grupo A.

Lacina Traore anotó el gol de la victoria de Anzhi, que desplazó a Liverpool de la cima del sector tras cuatro partidos.

El triunfo 3-2 del Young Boys suizo ante el Udinese italiano dejó a los cuatro equipos metidos en carrera por la clasificación a la siguiente ronda.

Newcastle se mantuvo al frente del Grupo D tras sacar un empate 2-2 en su visita al Brujas de Bélgica.

La cuarta jornada de la Liga Europa situó al borde de la eliminación Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa con mínimas opciones de clasificación, frenó la inigualable racha continental de victorias seguidas del Atlético de Madrid, derrotado después de 16 triunfos consecutivos, y reforzó la candidatura del Levante a los dieciseisavos de final.

Bilbao ha sido incapaz de ganar un partido en cuatro jornadas de la fase de grupos y doblegado hoy en San Mamés por el Lyon.

Bielsa lamentó la derrota por 2-3 ante el Olympique de Lyon, ya que considera que por los méritos contraídos por ambos equipos “hasta el empate hubiese sido injusto”.

El técnico añadió que el único camino que le queda al Athletic es observar los errores, analizarlos, tratar de corregirlos y tener tolerancia y paciencia cuando sucede lo que no queremos que pase.

“Jugadores y cuerpo técnico le dedicamos mucho atención a esos errores porque el sufrimiento que produce perder nos activa, pero hay veces que describir el problema y articular recursos para que no vuelva a pasar no es suficiente. Posiblemente no haya dado con la respuesta adecuada para determinados problemas”, apuntó. el entrenador.

En la jornada de ayer también perdió el Atlético de Madrid, que falló en Coimbra.

Allí fue derrotado por el Académica por marcador de 2-0 con doblete de Wilson Eduardo, que marco el 1-0 en el 28′ y el 2-0 en el 70” de penalti.

El resultado no sólo detuvo en 16 el récord de triunfos seguidos en Europa del Atlético, que lo había ganado todo desde el 20 de octubre de 2011, sino que también lo bajó de la cima del Grupo B, superado por mejor diferencia de goles por el Viktoria Plzen, que arrolló al Hapoel Tel Aviv (4-0).

A pesar de la derrota el Atlético continúa con una ventaja cómoda para lograr el acceso a dieciseisavos, con cinco puntos de de ventaja con seis unidades por jugarse.

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, admitió tras la derrota por 2-0 contra el Académica de Coimbra en la cuarta jornada de la Liga Europa, que su equipo no pudo jugar el partido que quería y reconoció que su rival hizo un buen encuentro y ganó bien.

“No jugamos el partido que hubiéramos querido jugar”, explicó el técnico en la rueda de prensa posterior al choque.

El técnico lamentó que su conjunto no fue constante en el choque en el que el Atlético perdió en Europa tras 16 triunfos seguidos.

“El Académica hizo un buen partido, aprovechó las ocasiones que tuvo y ganó bien”, explicó Simeone quien ahora debe preparar a su equipo para afrontar la Liga de España en la que milita en segundo lugar, detrás del Barcelona.