La importancia de la mamografía

La enfermedad más temida por las mujeres del siglo 21 es el cáncer del seno. De acuerdo con la Sociedad…

La importancia de la mamografía
Foto: Wiki Commons

La enfermedad más temida por las mujeres del siglo 21 es el cáncer del seno. De acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer, el cáncer de mama es el más común entre las mujeres en Estados Unidos. Dicha organización estimó que alrededor de 226,870 nuevos casos serían diagnosticados en el 2012. Lo peor es que 39,510 morirán a causa de este terrible mal. Pero hay buenas noticias, actualmente en Estados Unidos existen 2.9 millones de mujeres sobrevivientes.

Las mujeres que se realizan la mamografía anualmente, tienen más probabilidades de sobrevivir esta terrible enfermedad ya que la detección temprana provee alternativas de tratamiento antes de que la enfermedad se propague a otros órganos del cuerpo. Se recomienda que las mujeres de 40 años de edad en adelante se realicen el examen de detección anualmente como medida preventiva.

Aunque la medicina moderna no ha podido establecer a ciencia cierta las causas del cáncer de mama, esta comunidad de profesionales ha logrado identificar los factores de riesgo. Entre estos el más ponderante es la edad de la paciente. Este riesgo aumenta si nunca has tenido hijos, si tu primer hijo nació después de que cumpliste 30 años de edad, si tuviste menopausia después de los 50 años, o si tu primera menstruación ocurrió antes de los 12 años de edad.

La mamografía o mamograma detecta exitosamente entre un 85% a un 90% de los casos de cáncer de mama. Por tal razón, es imperativo que las mujeres en los grupos de riesgo se realicen la prueba en adición al auto-examen mensual. Existen dos tipos de mamografía, la de exploración y la diagnóstica. El mamograma exploratorio se realiza cuando no hay síntomas de cáncer de mama. El mamograma diagnóstico se realiza cuando hay síntomas o sospechas de cáncer de mama.

Las mamografías son un tipo especializado de rayos-x y son realizadas por un técnico en radiología e interpretadas o leídas por un médico en radiología. No debes preocuparte por los niveles de radiación ya que estos son muy bajos y regularmente monitorizados por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos. El mamograma puede ser realizado en aproximadamente 15 minutos o menos, no causa dolor y solo produce un poco de incomodidad o presión en el área del seno o la mama de la paciente. Existen circunstancias en las cuales la mamografía es contraindicada, si sospechas que puedes estar embarazada, o si has estado amamantando a tu pequeño durante los últimos seis meses, esta debe ser pospuesta hasta que tu médico entienda que es prudente.

Debes hacerte la mamografía con la frecuencia que tu médico estime necesaria. Recuerda, la detección temprana es tu mejor oportunidad de sobrevivir esta terrible enfermedad.