Duerme sin preocupaciones, aunque a veces parezca tan difícil

Una amiga duerme sin preocupaciones, ¿será que yo también puedo lograrlo?
Duerme sin preocupaciones, aunque a veces parezca tan difícil
Pensar que te vas a acostar a dormir y que no podrás hacerlo es el problema número uno de la mayoría de las personas que tienen insomnio.
Foto: Wikimedia Commons Images, Autor Pedro Simoes

La mayoría de los adultos se van a la cama con la mente puesta en otro lado, pensando en las cosas que tienen que hacer al día siguiente, en los problemas que tienen tanto en el trabajo como en la familia, o simplemente porque atraviesan una etapa difícil en sus vidas.

¿Cuál es tu caso? Piensa en este momento cuáles son tus preocupaciones y cuál de ellas por fin saldrá de tu mente hoy mismo. En este momento si estás leyendo este artículo es porque tienes problemas para dormir, sin embargo y para que te asombres, pensar que te vas a acostar a dormir y que no podrás hacerlo es el problema número uno de la mayoría de las personas que tienen insomnio.

La realidad es que no poder dormir por las preocupaciones es quizás una de las enfermedades modernas que afecta a más personas en el mundo hoy en día. La tecnología, la Internet, el reloj junto a la cama y la obsesión por levantarse temprano pueden ser parte de los obstáculos que te impidan dormir. Sin embargo, he aquí algunos consejos que pueden hacer que tu calidad de vida mejore con un sueño tranquilo y reparador.

¿Qué debo hacer para por fin conciliar el sueño y tener un descanso reparador?

1. Deja de pensar que no podrás dormir

2. No hagas ejercicio al menos dos horas antes de dormir

3. No tomes más de una taza de café al día o evita las bebidas con cafeína por la noche

4. Come ligeramente por la noche

5. Si te gusta el alcohol, tomarlo puede resultar contraproducente para tus horas de sueño

6. No pienses en lo que tienes que hacer al día siguiente

7. Si tienes una situación difícil en tu vida no la lleves a la cama a la hora de dormir, aunque resulte complicado evitarlo

8. Si puedes tomar leche, toma un poco de leche tibia antes de dormir, ayudará a conciliar el sueño

Inténtalo, duerme sin preocupaciones y tu vida tendrá mejor calidad en todo sentido. Por otro lado, piensa que debe haber un balance en tu vida emocional, laboral, familiar y de pareja para que el insomnio no pueda llegar a instalarse en tu mente y en tu vida, ya que será muy difícil de erradicar. Piensa que si duermes con preocupaciones aumentará tu nivel de ansiedad, se descontrolarán los nervios, comerás de más y podrías engordar en esas horas sin sueño, además hasta pueden llegar nuevas enfermedades.

Si no puedes conciliar el sueño debes de saber que esto es algo grave y debes analizar por qué no puedes dormir. Intenta tomar alguno de estos consejos para dormir bien, sonríele a la vida, vive cada día con intensidad, reacciona con cada situación y déjala donde debe estar y finalmente no te lleves los problemas a la cama. La cama se hizo para descansar. Compara un día precedido por una noche de buen sueño con uno de mal dormir, ¡vale la pena luchar por una buena noche de descanso!