Asado: Delicioso calentado colombiano

Aprovecha la comida sobrante de tu reunión del fin de semana para este delicioso asado.

Asado: Delicioso calentado colombiano
Asado calentado colombiano.
Foto: Wikimedia Commons

Si tienes planeado un delicioso asado para estar en familia o con amigos durante el fin de semana, nunca está de más tener ideas para preparar platos con la comida que sobre de ese delicioso almuerzo.

Cuando preparas comidas para un numeroso grupo de personas, sabemos que siempre compras abundante carne, pollo, salchichas, pinchos, papas, arroz, pimientos, tomates, cebolla, aguacates y hasta arepas, razón por la cual, a raíz de las cantidades de comida que sobran, pareciera que al día siguiente también vas a preparar comida para toda tu familia.

Sin embargo, para que la comida no se eche a perder, para que no sigas comiendo lo mismo durante una semana entera y para que no tengas que congelar los alimentos, puedes preparar un delicioso calentado colombiano. Lo mejor de un calentado colombiano, como muchos de los platos de este país, es que siempre será una comida única y muy rara vez quedará igual a una comida que hayas preparado anteriormente.

Eso sí, no olvides que la base para un buen calentado colombiano siempre serán los carbohidratos, específicamente las papas y el arroz, así que si por alguna razón no te sobraron suficientes papas o arroz es importante que prepares aunque sea un par de papas o una taza de arroz para darle consistencia.

Calentado colombiano de la abuela

Ingredientes:

Por ser un calentado, cualquier alimento que haya sobrado del asado que preparaste el día anterior funciona. Lo importante es que tengas una buena base de papas o arroz para complementarlo así que si no te sobraron papas, necesitarás 2 papas grandes para preparar la base con cebolla o una taza de arroz.

Preparación:

Si tus papas no están cocidas, hiérvelas hasta que ablanden un poco pero que no se desmoronen. Sácalas de la olla en la que las herviste y pásalas por agua fría. Recuerda que si te gustan las papas con piel, no es necesario que las peles.

Corta las papas en cubos de aproximadamente 2 centímetros por 2 centímetros (un poco más pequeños que una pulgada por una pulgada). Usa la cebolla que te haya sobrado. Asumiendo que la ibas a usar en un pincho y que ya la tenías cortada para usar, corta cada uno de esos trozos por la mitad. Haz lo mismo con la carne, el pimiento, los tomates, las salchichas, el chorizo, el pollo (el pollo lo puedes deshilachar si no lo quieres cortar en cuadrados), y todos los alimentos que hayan sobrado del día anterior.

Si te sobró mazorca (maíz), desgránala. En una sartén grande, calienta un poco de aceite y dora la cebolla por 2 minutos. Agrega las papas y cuando éstas se empiecen a secar, agrega una cucharada de mantequilla. Una vez las papas se doren, agrega el pimiento cortado, la carne, las salchichas, el chorizo, el pollo y el maíz y, si quieres, la arepa (aunque la arepa la puedes dejar entera y servir a un lado si deseas).

Cuando ya esté todo bien dorado agrega por último el tomate y el arroz. Es muy importante que no dejes que tu sartén se seque así que alterna poco a poco aceite y mantequilla para que tu calentado no quede seco. Agrega sal y pimienta al gusto y ¡listo para servir!

Sugerencia para servir: En Colombia es tradicional servir un huevo frito sobre el calentado.