Alertan sobre 80% de trabajadores hispanos sin educación universitaria

Investigadores plantean que, debido a lo anterior, los hispanos no podrán ocupar los puestos de mayor paga, lo que viene a aumentar la desigualdad en EEUU
Sigue a La Opinión en Facebook
Alertan sobre 80% de trabajadores hispanos sin educación universitaria
Los latinos sin acceso a la universidad es una de las crisis más grandes que hay en la fuerza laboral estadounidense.
Foto: Archivo

A pocos pasos de la lápida que recuerda a su amigo Mickey, asesinado a puñaladas hace dos años cuando tenía tan solo quince, Ronald Ramos parece pasmado cuando se le pregunta por qué no rindió el examen de aptitud SAT, pidió un préstamo y presentó la solicitud de ingreso a la universidad después de terminar la secundaria.

“Nuestros padres no conocen el sistema de acá”, dice en una entrevista que se realiza en Georgetown South, barrio de latinos en Manassas, Virginia. “No sabemos qué hacer”.

Los hispanos como Ramos son el elemento que más rápido crece de la fuerza laboral de los Estados Unidos. El país precisará de sus impuestos para abonar las jubilaciones y pensiones de la Seguridad Social y de sus habilidades para llenar las vacantes que dejan la generación baby boomers de los ’60. Hoy Ramos, de 18 años y de ascendencia mexicana, busca un trabajo temporario que le permita pagar la universidad. Si no lo consigue, se arriesga a pasar a integrar el grueso del 80 por ciento de latinos de 25 años y más que no tienen un título de grado.

Los latinos sin logro académico es una de las crisis más grandes que hay en la fuerza laboral estadounidense, que tiene repercusiones de mucha más entidad para la economía. Sin más educación, los hispanos no podrán ocupar los puestos de mayor remuneración, lo que viene a aumentar la disparidad de ingresos que se vive en ese país. Sin ingresos altos, no engrosarán la lista de consumidores que impulsan las ganancias de empresas estadounidenses desde Ford Motor Co. hasta Verizon Communications Inc. La tasa de desempleo para los hispanos fue del 10 por ciento en octubre, contra el 7,9 por ciento que se verificó a nivel nacional.

“No podés cumplir nuestros objetivos nacionales y satisfacer las necesidades de la fuerza laboral sin tener un plan táctico para los latinos”, dice Deborah Santiago, vicepresidente de política e investigación para Excelencia in Education, que es una consultora de investigación de Washington que se centra en la formación de hispanos. “No es más que un hecho comprobado, dado el número actual que tiene la población”.

Tan solo el 14 por ciento de los hispanos de veinticinco años y más tenía un título de grado o posgrado en 2011, contra el 51 por ciento de los asiáticos, el 20 por ciento de los afroamericanos y el 34 por ciento de los estadounidenses descendientes de europeos no latinos, según el Centro Nacional para la Educación.

Los hispanos fueron vitales para la reelección del presidente Barack Obama del 6 de noviembre, ya que le dieron el 71 por ciento de sus votos, según una encuesta de Edison Research de Somerville, Nueva Jersey, que publicó The New York Times. Tuvieron un papel preponderante en las victorias que alcanzó en diversos estados, entre los que se cuentan Florida, Colorado, Nevada y Virginia.