Juez prepara fallo sobre ley migratoria

La mayor diferencia con respecto a las otras leyes similares como la de Alabama, Arizona y Georgia, es que la de Carolina del Sur incluye la creación de una Unidad Estatal del Cumplimiento de las Leyes de Inmigración, una especie de policía local para detener a indocumentados.
Sigue a La Opinión en Facebook

Charleston, Carolina del Sur – Un juez federal que escuchó argumentos a favor y en contra de la ley de inmigración SB20 de Carolina del Sur emitirá en los próximos días su fallo sobre esta controvertida legislación.

En una audiencia con abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), el Departamento de Justicia federal y la Fiscalía estatal, el magistrado Richard Gergel repasó cada aspecto de la legislación, que fue moldeada en base a la SB1070 de Arizona.

Gergel dedicó largo tiempo a analizar la disposición de la SB20 de permitir a los oficiales revisar el estatus migratorio de una persona detenida por otro delito estatal, la cual no se ha podido aplicar desde que entró en vigor la ley en enero pasado.

Tampoco se pueden aplicar otras cláusulas como la referente a la obligación de las personas de portar sus documentos migratorios y la que convertiría en delito el transporte de personas indocumentadas.

La gobernadora Nikki Haley firmó la SB20 el pasado 27 de junio de 2011.

La unidad comenzó a operar el pasado mes de junio y Haley la ha considerado “exitosa”, aunque los siete agentes que la componen no tienen autoridad para cuestionar la presencia legal de un inmigrante.

Sin embargo, y a pesar de que el Tribunal Supremo dictaminó este año que gran parte de la ley SB1070 era inconstitucional, permitió que se mantuviera la práctica de “muéstreme sus papeles”.