Neymar, una de cal y otra de arena

Sigue a La Opinión en Facebook
Neymar, una de cal y otra de arena
Neymar (11), ante la marca de los colombianos Edwin Valencia (15), Aquivaldo Mosquera (22) y Juan Guillermo Cuadrado (4) anota el empate brasileño.
Foto: AP

EAST RUTHERFORD, N.J. – Brasil y Colombia empataron a un gol en el duelo amistoso que ambas escuadras disputaron anoche en el MetLife Stadium.

En un partido que fue de menos a más, el que se llevó la noche fue sin duda Neymar, el delantero brasileño que anotó el gol del empate para su equipo y que también falló garrafalmente un tiro penal que le pudo haber dado la victoria a Brasil.

Fue un partido que en su primera mitad no tuvo mucho brillo, pero para fortuna de los aficionados el juego mejoró en su segunda mitad, etapa en la que ambos equipos no sólo fueron más agresivos sino creativos a la hora de ir al ataque.

Los goles fueron de la autoría del colombiano Juan Guillermo Cuadrado en el primer tiempo y de Neymar en la segunda mitad.

Kaká no pudo y Falcao no apareció en un partido que en su inicio se disputó más en el medio campo ante 38,621 aficionados.

A pesar de ser más peligroso durante los primeros 45 minutos, Brasil perdía 1-0 ante una selección colombiana que por momentos parecía abrumada, pero que aprovechó una de las pocas que tuvo para ponerse adelante en el marcador poco antes de finalizar la primera mitad.

Colombia inauguró el marcador a los 44 minutos del partido cuando James Rodríguez filtró un balón a la banda derecha donde recibió Juan Guillermo Cuadrado quien venció al portero brasileño con un disparo raso que se clavó en el marco a pesar de la estirada de Diego Alves.

Sin embargo, Brasil fue más peligroso durante la etapa inicial.

Transcurría el minuto 25 cuando Brasil estuvo a punto de anotar cuando Oscar sirvió un balón preciso al corazón del área donde Neymar saltó para rematar a quemarropa que Davido Ospino atajó para fortuna de la escuadra cafetera.

Seis minutos después, Oscar le sirvió una pelota a Kaká quien remató un balón que se estrelló en el travesaño de la portería y estremeció la esperanza de la escuadra colombiana.

Colombia comenzó el partido de manera agresiva, pero sin que su ímpetu rindiera frutos.

El brasileño David Luiz fue una muralla en la defensa rechazando cuanto balón amenazaba la zaga brasileña.

Colombia causó más peligro durante el primer cuarto de hora del encuentro, cuando explotaron las bandas en busca de servirle un balón a modo a su ariete Radamel Falcao, quien tuvo una oportunidad que David Luiz bloqueó ante el alarido de la afición.

A los 17 minutos, Brasil tuvo la más clara del encuentro cuando Kaká y Oscar se combinaron en una pared afuera del área grande colombiana desde donde el mediocampista del Real Madrid recibió el balón, dio tres zancadas al marco y disparó un balón que apenas se abrió a la derecha del marco defendido por David Ospina.

Cada uno de los jugadores brasileños recibió una medalla conmemorando el partido número 1,000 de la verde-amarela.

En la etapa de complemento los dos equipos pugnaron por la victoria, siendo Brasil, el que estuvo más cerca del triunfo. El astro Neymar, al igual que en el partido que disputó Santos frente a la Universidad de Chile, falló el disparo desde el punto penal enviando el esférico por encima del larguero.