Peña Nieto reorganiza seguridad

MEXICO – El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, propuso ayer reorganizar algunas estructuras del gobierno que permitan entre otras cosas concentrar en una sola dependencia las tareas de seguridad pública y pasar el control de la Policía Federal al ministerio de Gobernación.

El político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que asumirá la presidencia el 1 de diciembre presentó proyectos de reformas legislativas que también prevén la creación de una comisión nacional anticorrupción que busca tener mayores facultades para combatir ese fenómeno y que implicará la desaparición de la Secretaría de la Función Pública, el actual órgano en la materia.

Otra iniciativa busca modificar las tareas actuales de algunas dependencias para que, por ejemplo, la Secretaría de Gobernación amplíe sus labores de la política interior y concentre las tareas de seguridad pública, además de tener bajo su mando a la Policía Federal, el sistema penitenciario y las labores de seguridad nacional.

Actualmente, la Secretaría de Seguridad Pública tiene bajo su mando a la Policía Federal, un cuerpo que creció de manera importante durante el gobierno saliente del presidente Felipe Calderón al pasar de unos 6,000 a más de 35,000 elementos y que la ha considerado como uno de los pilares -junto con el Ejército y la Marina- de su estrategia de combate al crimen organizado y el narcotráfico.

La Policía Federal se ha visto envuelta en algunos escándalos y el más reciente ha sido la acusación de 15 elementos de la corporación de estar ligados a un ataque a tiros en agosto a un vehículo diplomático estadounidense en el que viajaban dos oficiales de la CIA y un marino mexicano.

Peña Nieto no dijo específicamente si desaparecería la Secretaría de Seguridad, pero dijo que reducirá estas dependencias 18 a 16.