Propietario del Manchester ocultó estado financiero del equipo

El esfuerzo por mantener en secreto los riesgos materiales que enfrenta el histórico equipo se detalla en cartas intercambiadas entre ejecutivos del club y la Comisión de Valores de los Estados Unidos
Propietario del Manchester ocultó estado financiero del equipo
El propietario del equipo Manchester United Plc, Malcolm Glazer (izquierda).
Foto: Twitter

El propietario del equipo Manchester United Plc, Malcolm Glazer, es tan detestado por los simpatizantes que algunos llegaron incluso a quemar alguna vez un muñeco con su figura. Quizá lo odiarían más si supieran cómo trató de ocultar el verdadero estado de las finanzas del club de fútbol antes de su oferta pública inicial en agosto.

El esfuerzo por mantener en secreto los riesgos materiales que enfrenta el histórico equipo se detalla en cartas intercambiadas entre ejecutivos del club y la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC) antes de la Oferta Pública Inicial de United en agosto. La SEC exigió y obtuvo una divulgación más amplia sobre las pérdidas del equipo, la deuda y los beneficios para Glazer y los integrantes de su familia.

Lo que los inversores y los simpatizantes no pudieron ver hasta un mes después de que el equipo recaudó US$233 millones vendiendo acciones, fue la resistencia entre bastidores que opusieron los propietarios a revelar datos más transparentes sobre las utilidades, detalles sobre la deuda de Glazer y para qué se utilizaría el dinero de la OPI. La historia completa de la correspondencia, subida al sitio de la SEC en Internet sin fanfarria en septiembre, no fue informada previamente ni a los inversores ni a los simpatizantes.

“Los apellidos Glazer siguen siendo tóxicos en el núcleo fuerte de los simpatizantes que son muy conscientes de lo que le hicieron a Manchester United“, dijo Duncan Drasdo, que dirige la organización de simpatizantes Manchester United Supporters Trust integrada por 187.000 socios. “Pese a las últimas compras, durante su gestión crearon una bomba de tiempo de inversión insuficiente en jugadores”.

Las cartas SEC-United muestran que siete integrantes de la familia Glazer mantuvieron un control total del club después de la OPI, cargando al equipo con impuestos más altos para evitar posibles juicios de accionistas al constituirse en el exterior. El club declaró una pérdida en sus resultados financieros del primer trimestre después de la OPI en tanto el equipo no ganó ningún trofeo ni a nivel local ni en la competencia europea en 2012.

Los analistas esperan pérdidas de otros 2 peniques (3 centavos) por acción cuando el equipo informe sus últimos resultados hoy, utilizando la media de dos estimaciones compiladas por Bloomberg.

Las negociaciones de ida y vuelta entre la SEC y el equipo, la marca deportiva más valorizada del mundo según la revista Forbes, son típicas de la reacción del organismo regulador a un prospecto inicial de OPI en el cual considera que no se alerta como corresponde a los inversores acerca de los riesgos de comprar nuevas acciones. Facebook Inc. tuvo que pasar por un conjunto similar de divulgaciones forzosas en su OPI este año, agregando, entre otras cosas, nuevo material sobre los riesgos de su número creciente de clientes móviles.