Omega 3: un regalo de la naturaleza ideal para mejorar tu salud

La naturaleza te ofrece lo mejor de sí misma para aprovecharlo en todo momento. Una de sus maravillas…

Omega 3: un regalo de la naturaleza ideal para mejorar tu salud
Foto: Wikimedia Commons / Luigi Chiesa

La naturaleza te ofrece lo mejor de sí misma para aprovecharlo en todo momento. Una de sus maravillas es el ácido graso conocido como Omega 3, el cual tiene múltiples beneficios para ti y tu familia; estos son algunos de los principales:

Protege el corazón: suena raro que algún tipo de grasa pueda ser tan benéfica, pero es real: este ácido graso logra que el tiempo en el que la sangre se coagula sea mucho mayor, disminuyendo el riesgo de apoplejías. Por otra parte ayuda a disminuir la inflamación de las arterias, promoviendo la buena circulación.

Es el mejor alimento para el cerebro: consumirlo diariamente en suplementos o a través de los alimentos que lo contienen es lo mejor que existe para volverte una persona más inteligente, literalmente; diversos estudios como el realizado por la Universidad de California demuestran que tu cerebro se alimenta de esta sustancia y la necesita para su correcto funcionamiento; corregir problemas de memoria, aliviar depresión y obtener una mayor concentración son tan sólo algunos de sus beneficios.

Ideal para consumirse durante el embarazo: el consumo de este ácido graso puede ayudar a que tu futuro bebé nazca sano y fuerte, ya que contribuye a la formación de retinas y a un adecuado desarrollo del cerebro.

Además, es un gran aliado de la belleza de tu piel ya que su efecto antioxidante ayuda a mantenerla tersa, contribuyendo de la misma manera a la salud de tus uñas y cabello.

Como puedes ver, consumirlo puede cambiar tu vida totalmente. La pregunta es: ¿dónde conseguirlo?

El Omega 3 es un ácido poliinsaturado el cual se encuentra en el pescado, especialmente en el salmón y sardinas. Hacerse de un buen libro de recetas que incluya estas dos deliciosas especies, ¡puede ser una muy buena idea!

También lo encuentras en el aceite de oliva; de esta forma, aderezar tus ensaladas y platillos con este ingrediente no sólo es delicioso, sino que es también un hábito altamente saludable; el aceite de linaza también se recomienda ampliamente.

Otros alimentos conteniendo este ácido graso son: la piña, fresas, lechuga, soya y verdolaga; por si fuera poco, las deliciosas almendras también pueden ser tus aliadas en esta búsqueda de salud y belleza, ya que también lo contienen.

También se encuentra en suplementos como tabletas o cápsulas; si te decides por esta opción, procura consultar a tu médico de confianza para que te prescriba la dosis adecuada que necesites.

Las posibilidades son muy variadas; alimentarte sanamente es relativamente barato y además lo mereces; ¡es momento de cuidarse por dentro y por fuera!