‘Checo’ culpa a los frenos

El piloto mexicano confía en que su escudería dé la pelea

AUSTIN, Texas.— El mexicano Sergio Pérez (Sauber), undécimo clasificado en el Gran Premio de Estados Unidos, declaró ayer, tras la carrera, que no pudo puntuar debido a un problema con los frenos que le sobrevino a partir de la décima vuelta.

“Hice una buena salida y las primeras vueltas fueron muy buenas. Tenía un buen ritmo y el coche era realmente rápido, pero luego, hacia la décima vuelta, tuve un problema con los frenos”, dijo Pérez.

“El pedal se iba muy largo y lo pasé mal en cada curva. Eso me costó mucho tiempo y por ello no pude puntuar aquí”, agregó.

Al referirse al circuito, Pérez comentó: “Ha sido una gran experiencia correr delante de tantos aficionados mexicanos”.

“El Circuito de las Américas es un gran trazado y espero que siga en el calendario muchos años”, agregó.

Con respecto a la última carrera del año, dentro de una semana en Brasil, Pérez comentó que espera contribuir para que su equipo, Sauber, pueda alcanzar el quinto puesto en el Mundial de Constructores, que ahora ocupa Mercedes con 12 puntos de ventaja.

El apoyo para el piloto mexicano se mantuvo ayer a lo largo de toda la carrera, con cientos de banderas tricolores ondeando entre las más de cien mil personas que asistieron al evento y el predominante grito de “¡Che-Co ¡Che-co! ¡Che-co!”, en las tres diferentes áreas desde las que el público siguió la competencia.

Varios medios de comunicación de Estados Unidos y de otros países difundieron notas sobre la llamada “Checomanía” que se vivió en Austin a lo largo de los últimos tres días, ante la fuerte afluencia de aficionados mexicanos que llegaron a la ciudad para apoyar a su compatriota.

“Checo” no defraudó a sus compatriotas, al llegar en el lugar 11, para mejorar en posición general.