Revolucionó el boxeo

El presidente del CMB se rinde ante la grandeza de Héctor Camacho

MÉXICO, D.F. (EFE).— El excampeón mundial puertorriqueño Héctor “Macho” Camacho “revolucionó el boxeo en su tiempo”, afirmó ayer en Ciudad de México el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), José Sulaimán.

Camacho fue gravemente herido en un tiroteo la noche del martes en Bayamón, Puerto Rico.

“Revolucionó el boxeo en su tiempo. Anunciarlo era anunciar controversia, golpes de aquí para allá, y llenar las arenas”, recordó Sulaimán.

El presidente del CMB desde 1975, afirmó que Camacho siempre fue en el cuadrilátero un peleador “inteligente, estrafalario, y que vestía elegantemente porque le quedaba bien todo lo que se pusiera y era un tipo bien parecido.”

Camacho ha sido siempre “uno de los boxeadores consentidos de toda mi vida porque fue una persona cercana a nosotros, muy cariñoso y muy respetuoso”, añadió.

Destacó las cualidades boxísticas del puertorriqueño, entre ellas el hecho de ser un púgil difícil de noquear porque tenía una quijada resistente y una movilidad extraordinaria.

Sulaimán aseguró que el “Macho” fue un imitador exitoso del estilo de Mohamed Alí, con la boca, la vestimenta y estilo de boxear.

Recordó que la pelea entre Julio César Chávez y Camacho en 1992 rompió récords de audiencia en televisión y colmó todos los lugares donde se transmitió.

El excampeón mundial puertorriqueño tuvo una gran rivalidad con boxeadores mexicanos, especialmente con Chávez, quien lo venció en 1992 en una pelea calificada como histórica.

Camacho se retiró con 79 victorias, seis derrotas y tres empates, y entre los triunfos más destacados están dos contra Roberto Durán.