Acepta que robó en la residencia de Jobs

Enfrenta hasta siete años en la cárcel por éste y otros cargos

PALO ALTO, Calif. (AP) – Un hombre de California acusado de irrumpir en la casa de Steve Jobs y de robar computadoras y la billetera del cofundador de Apple Inc. no se opuso a los cargos de robo en casas del área de la Bahía de San Francisco.

Kariem McFarlin aceptó un trato y fue condenado el miércoles en el Tribunal Superior del condado Santa Clara por ocho cargos de delito grave de robo residencial y un cargo de delito grave de venta de propiedad robada.

McFarlin fue acusado originalmente en agosto con un cargo de robo residencial y un cargo de venta de propiedad robada después de que entraron a robar en la casa de Jobs en Palo Alto en julio. Aparentemente no se dio cuenta de que estaba en la casa de Jobs hasta que vio una carta dirigida al icono de Silicon Valley, que murió en octubre de 2011.

En el robo de 15 horas durante la noche, McFarlin tomó la billetera y la licencia de conducir del fallecido Jobs, además de iPhones, iPads, iPods, computadoras Mac, champagne y joyas de Tiffany & Co. por un valor de 60,000 dólares, dijo la policía.

Investigadores de un grupo especial finalmente vincularon al hombre de 35 años con otros siete robos en Alameda, Marin y San Francisco ocurridos desde marzo 2011, informó el San Jose Mercury News.

Los fiscales en esos otros condados acordaron resolver todos los casos de robo en el condado Santa Clara, dijo el subfiscal del distrito Thomas Flattery, que presentó una queja penal enmendada el miércoles.

“Creo que es un buen final”, dijo Flattery sobre la declaración de no oposición de McFarlin. “Creo que el caso demuestra un par de cosas. Realmente, es un buen ejemplo de economía y cooperación judicial entre los distintos condados resolver todo a la vez.

Y es también un ejemplo del trabajo que un equipo multi-jurisdiccional puede hacer para unir esfuerzos”.

McFarlin podría enfrentarse a hasta siete años y ocho meses en prisión cuando reciba la sentencia el 17 de enero.

Podría haber recibido un máximo de 16 años y cuatro meses detrás de las rejas, pero el juez Thang Nguyen Barrett ofreció poner tope a la sentencia en siete años y ocho meses a cambio de la declaración de no oposición de McFarlin, dijo Flattery.

La policía dijo antes que el residente de Alameda confesó haber entrado en la casa de Jobs.