Esmeraldas acechan la finalísima

Esmeraldas acechan la finalísima

LEÓN, México.— El perro comenzó bravo. Ladró y ladró y tuvo rodeada a La Fiera, pero un par de zarpazos del Rey de la selva bastaron para terminar con el acoso canino.

Los Xolos de Tijuana habían dominado y destruido el futbol alegre del León durante 45 minutos, pero para el segundo tiempo, los Esmeraldas sacaron la furia ofensiva para romper el planteamiento visitante y así tomaron ventaja de 2-0 en la Ida de la Semifinal por el título.

Othoniel Arce al 55′ a pase de Luis Montes y Carlos Peña al 57′ en un rebote dentro del área, coronaron los pecados defensivos que cometió Tijuana en el complemento.

En realidad en el arranque fue temor, nerviosismo y angustia lo que se percibía en la tribuna en cada avance de los visitantes.

Pese a la iniciativa de La Fiera, fue marcada por el mayor peligro manifestado por los pupilos de Antonio Mohamed.

Aún así la primera de peligro fue de los de casa, cuando al 10′ Sebastián Maz tuvo un remate con la cabeza ante la salida de Cirilo Saucedo, que se fue por encima de la portería.

La respuesta rojingra llegó con Alfredo Moreno, quien recibió falta de Nacho González apenas entrando al área, que el árbitro Chacón no señaló.

Luego al 11′ Duvier Riascos metió un disparo por la derecha, que Christian Martínez desvió a tiro de esquina de un manotazo.

Al silbante no le tembló la mano para mostrar las amarillas y la primera fue para Matías Britos, por dejarle el pie a Gandolfi apenas al 14′.

Impulsados por el aliento de los casi 27 mil aficionados que colmaron el vetusto Estadio León, los Panzas Verdes tuvieron otra al 19′ en un pase de Britos por la izquierda para Maz, pero el tanque le pegó de primera intención a primer poste y la mandó por fuera.

En la siguiente acción el “Chango” Moreno contestó con una media tijera que se fue por fuera; los visitantes se adueñaban del dominio poco a poco.

Cristian Pellerano fue un tanque de guerra que destruyó cada intento de Luis Montes por el centro.

Todos los rebotes que ganó Tijuana, terminaban en ataques rojinegros que metieron en problemas a Nacho González y que debía corregir Jonny Magallón.

Moreno disparó desde la media luna y el balón se fue por encima de la portería al 28′; amonestado Moreno por faulear a Vázquez.

El León comenzó a buscar el pelotazo, saliendo de su estilo al no encontrar espacios frente al planteamiento ordenado de los Xolos.

Sin embargo, en el complemento los del Bajío mostraron otra actitud y mejores recursos, denotando la llamada de atención de Gustavo Matosas.

Ya cansado Pellerano al 54′ vio la amarilla por patear a Montes.

Britos salió del partido para que ingresara Othoniel y en su primer pelota, a pase del “Chapo” por la derecha, venció con disparo cruzado a Cirilo para romper con la angustia de la gente y comenzar la celebración.

No terminaban de reponerse los fronterizos cuando en una serie de rebotes el “Gullit” empujó el balón para hacer el segundo.

A partir de ahí los de Mohamed buscaron que no hubiera mayor daño y un gol de visita que redujera la desventaja.

Matosas retiró del campo a Nacho y refrescó la central con Javier Muños Mustafá, sólo para frenar a Olsina, quien entró por Moreno cuando se le terminó el gas.

Sin embargo, el mejor hombre a la defensiva fue Magallón, quien terminó hasta el 90 jugando a tope y como en sus mejores tiempos en el Guadalajara.

Tijuana perdió ante el único equipo que fue capaz de derrotarle en la fase regular.

Ahora el domingo la verdadera prueba será ver si puede sacudirse los dos goles de desventaja en su cancha de caucho caliente.