La alfombra también cuenta (fotos)

Para darle a tu casa un toque hogareño y de buen gusto, la alfombra es un detalle fundamental de la decoración.
La alfombra también cuenta (fotos)
La alfombra da un toque cálido a cualquier espacio.
Foto: Agencia Reforma

Cuando de diseño se trata, cada elemento cuenta, desde el mobiliario hasta el más pequeño detalle. Por ello, darle un aspecto atractivo a los pisos resulta fundamental.

Así, una alternativa para llenar de estilo las superficies son las alfombras, cuyas propuestas evolucionan para enriquecer los ambientes.

Es el caso de la colección Urban Retreat de la firma Interface, la cual destaca por sus colores y texturas que evocan elementos naturales.

“Tratamos de llevar la naturaleza a las urbes, a los lugares de trabajo y a las áreas de estar. Por eso tenemos diseños orgánicos, en algunos casos, similares a pasto o a una corteza de árbol”, explicó Marco Álvarez, representante de la empresa estadounidense.

“Estamos jugando con las texturas y los desniveles dentro de la misma alfombra, lo que genera diferentes efectos visuales”, añadió.

Su singular plástica les permite integrar y enfatizar los elementos que se colocan sobre ellas y se fusionan fácilmente a distintos estilos decorativos.

Estas alfombras están fabricadas a partir de nylon reciclado de otros textiles y de redes de pesca. A su vez, después de cumplir con su vida útil, que puede ser de 15 años, estos productos son susceptibles a ser reutilizados.

Los productos de esta firma parten de un enfoque modular, característica que permite, por ejemplo, hacer reparaciones en determinadas zonas de manera sencilla y sin necesidad de cambiar todo el recubrimiento o parcharlo.

Entre sus dimensiones se pueden encontrar cuadros de 50 centímetros por lado, hasta tiras rectangulares de 1 metro por 25 centímetros.

Su sistema de instalación se basa en etiquetas que sólo tienen adhesivo del lado que se coloca hacia arriba, en las esquinas de cada módulo. De esta forma, se genera una especie de conexión entre cuadros que no daña los pisos.

Según Álvarez, las medidas y peso de estos módulos les brinda una buena estabilidad al colocarlas sobre las superficies.

“Nuestros productos no van pegados, lo que genera es una especie de piso flotante. Esto tiene como ventaja la creación de un piso flexible y modular, además de que el impacto ambiental que produce de no usar adhesivos es enorme”, señaló.

Gracias a este tipo de instalación, también pueden diseñarse “tapetes” sobre madera o mármol sin lastimar los materiales.

Aunque depende del uso que se les dé, el mantenimiento ideal para una alfombra consiste en un aspirado diario, desmancharla cuando sea necesario y lavarla a profundidad entre una y, máximo, cuatro veces al año.