Los Jets no dan gracias

El equipo de NY es humillado por los Patriotas... y en su casa
Los  Jets no dan gracias

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey, (AP).— Tom Brady lanzó tres pases de touchdown y corrió para anotación con lo que los Patriotas de Nueva Inglaterra humillaron a los Jets con un segundo cuarto de 35 puntos anoche, para conseguir una victoria de 49-19 sobre Nueva York.

Luego de que se fue el primer cuarto sin anotaciones, los Patriotas (8-3) arrancaron una racha de touchdowns, mientras se aprovechaban de diversos errores de unos desventurados Jets (4-7).

Nueva Inglaterra anotó cuatro touchdowns en apenas seis minutos —incluyendo tres en un lapso de 52 segundos.

Julian Edelman regresó un balón suelto para anotación y atrapó un pase de 56 yardas para touchdown antes de abandonar el terreno con una lesión en la cabeza.

Shane Vereen atrapó un pase de anotación de 83 yardas, Steve Gregory regresó 32 yardas un balón suelto también hasta las diagonales, Stevan Ridley corrió 9 yardas y Wes Welker atrapó un pase de 3 yardas para sumar puntos y ayudar a que Bill Belichick se convirtiera en el octavo entrenador de la NFL con 200 victorias en su carrera, incluyendo los playoffs.

Los aficionados estuvieron pidiendo con cantos a Tim Tebow en el segundo cuarto y luego abuchearon al equipo cuando abandonó el campo del MetLife para dar paseo al espectáculo del medio tiempo.

El regreso de Robert Griffin III a casa fue mejor de lo que pudo haber soñado.

El quarterback novato, ganador del Trofeo Heisman con Baylor, llevó a los Pieles Rojas a su primera victoria contra los Vaqueros en un Día de Acción de Gracias tras el 38-31 en el Estadio de los Vaqueros.

Griffin, quien la semana anterior ante Filadelfia tiró para cuatro pases de anotación, ayer hizo lo mismo ante el equipo de la Estrella Solitaria.

“RG3” terminó la noche con 311 yardas (20-28) y una intercepción, además, se combinó con ocho receptores diferentes.

En tanto, el mariscal de campo de Dallas, Tony Romo, cometió dos intercepciones, una que le costó a su equipo siete unidades, las cuales dejaron con poca esperanza de sacar la victoria a los locales.

Por su parte, el receptor Dez Bryant tuvo una gran actuación al anotar dos veces, pero también soltó una vez en ovoide.

Con este resultado, los Pieles Rojas están más que vivos en la División Este de la Conferencia Nacional al registrar 5-6, mismo récord de Dallas, sólo que la victoria de hoy pone a Washington en el segundo sitio, detrás de Gigantes de Nueva York (6-4), que actúan el domingo ante Green Bay.

En Detroit, un gol de campo de 32 yardas, convertido por Shayne Graham cuando restaban 2′ 21″ de la prórroga, permitió que los Texanos de Houston vencieran 34-31 a los Leones de Detroit, cuyo entrenador cometió un costoso error en el tiempo regular, al infringir una regla de la NFL.

El pateador de Detroit, Jason Hanson, tuvo la oportunidad de lavar el error de Schwartz, pero su intento de gol de campo, de 47 yardas en la quinta posesión del tiempo extra, pegó en el poste derecho y no entró.

Schwartz desafió la decisión de los árbitros cuando Justin Forsett, de Houston, anotó en un acarreo de 81 yardas, en el tercer cuarto.

Las repeticiones en video mostraron que la jugada había concluido cerca del medio campo, pero Schwartz impidió que la polémica se dirimiera mediante una revisión automática, y se le sancionó por conducta antideportiva.

“Yo tuve la culpa”, reconoció Schwartz ante sus asistentes y jugadores, a un costado de la cancha, mientras se daba unas palmadas en el pecho.

Sí, lo fue. Ese touchdown que acercó a Houston a tres puntos resultó válido.

Houston (10-1), líder de la División Sur de la Conferencia Americana, tomó la ventaja por primera vez cuando Graham se reivindicó de un gol de campo fallido, en una prórroga llena de balones perdidos.

Los Texanos han ganado cinco en fila —incluidos dos en tiempo extra. Y si un puñado de equipos pierde, Houston se meterá a los playoffs antes de que comience a entrenar para los encuentros de la próxima semana.

Detroit (4-7) ha perdido tres encuentros en fila, con lo que se le complicó la misión de avanzar por segundo año consecutivo a los playoffs.

No consigue ese boleto doble desde mediados de la década de 1990.