Verdeamarela queda sin DT

Dan las gracias a Menezes a año y medio del Mundial; Romario pide celebrar
Verdeamarela queda sin DT

RÍO DE JANEIRO (EFE/AP).— El seleccionador brasileño Mano Menezes fue despedido ayer de su cargo a un año y medio del Mundial de 2014 bajo la alargada sombra del Maracanazo de 1950 y por el temor de que le faltara personalidad para evitar un nuevo fracaso del país del futbol siendo anfitrión.

El técnico de 50 años fue contratado en agosto de 2010 debido a que la directiva de la Confederación Brasileña de Futbol (CBF) lo consideró entonces como un hombre con carácter firme, preparado para aguantar el timón de Brasil y guiar el equipo a su sexto título, pero la presión fue excesiva.

Menezes, con su estilo casi siempre conciliador, cedió a las presiones de la prensa, de los clubes y de los mandamases de la CBF en las convocatorias, con lo que se ganó fama de ser voluble y de tener menos personalidad de lo que se le creía para dirigir uno de los banquillos más sometidos a presión del mundo.

La volatilidad de Menezes se plasmó en que probase 102 jugadores desde su debut en agosto de 2010, sin haber conseguido armar un equipo fijo hasta hace poco tiempo.

El despido de Menezes se produjo justo en el momento en el que la selección parecía estar más estable, con una alineación titular más o menos fija, y una racha de buenos resultados, aunque siempre ante equipos de segunda categoría.

No obstante, el mundillo futbolístico de Brasil le achaca que la selección no ha conseguido desplegar el buen juego de antaño ni ha sido competitiva ante las selecciones de primer nivel mundial.

Luiz Antonio Venker ‘Mano’ Menezes no fue la primera opción de la CBF para sustituir a Dunga en 2010 y solo fue contratado después de la negativa de Muricy Ramalho.

Antes de dar el sí, Menezes tan solo destacaba en su corto currículo el ascenso del Corinthians a Primera División, el título de la Copa de Brasil de 2009 y el campeonato regional de Sao Paulo de ese mismo año.

Luiz Felipe Scolari, quien condujo a Brasil al título mundial en 2002 y está desempleado, es considerado como el favorito para reemplazarlo.

El director de la confederación, Andrés Sánchez, dijo que se tomó la decisión de cesar al timonel después de una reunión en Sao Paulo y manifestó que aún no han empezado a sondear a los posibles candidatos.