Revisan causas de fuego en una planta

Cuadrillas pudieron ingresar a la central eléctrica

OROVILLE, California. (AP) – Las cuadrillas de bomberos limpiaron y examinaron los daños causados por un incendio en una planta ubicada en el Norte de California que suministra electricidad a las bombas que se emplean en un importante sistema de abastecimiento de agua, según informaron las autoridades ayer viernes.

Las cuadrillas pudieron ingresar a la central eléctrica y de bombeo Ronald B. Robie Thermalito ubicada cerca de Oroville, luego de que el incendio se fuera apagándose durante la noche, afirmó el capitán de bomberos Scott McLean.

El fuego no afectará el abastecimiento de agua ya que el suministro de agua del cercano Lago Oroville, un importante reservorio del estado, puede ser desviado de la planta dañada, según Ted Thomas, quien nes portavoz del Departamento de Recursos Hídricos del estado.

Sin embargo, el estado tendrá que comprar electricidad adicional para poder bombear el agua.

Thomas señaló que la cantidad exacta de electricidad adicional deberá basarse según la cantidad de agua que requieran las ciudades y los productores agrícolas, además de las condiciones ambientales.

La planta de cinco pisos, a unas 70 millas al norte de Sacramento, es parte del Proyecto Hídrico del Estado, que suministra agua a millones de acres de tierra con riego y a más de 25 millones de residentes de esa zona .

De acuerdo a la información de las autoridades de la zona , el incendio comenzó el jueves en el segundo piso del edificio antes de extenderse.

Todavía se continúa investigando el motivo del siniestro que puso en riesgo todo el sistema de la planta.

Los bomberos debieron abandonar el edificio cuando perdieron visibilidad y algo se cayó dentro, causando un sacudón en el suelo.

“Fue tan intenso, había tanto humo, que nos enfrentamos a muchos riesgos que ponían en peligro la vida”, señaló McLean.

No hubo heridos.

Un estudio inicial determinó daños importantes, pero fueron menores a lo que esperaban los bomberos, dijo McLean.