Ahorra en luz con 10 sencillos consejos

Evita los gastos innecesarios en electricidad, especialmente en esta temporada de frío. Ayudarás a tu bolsillo y al medio ambiente.

Guía de Regalos

Ahorra en luz con 10 sencillos consejos
Con estos consejos tus facturas de energía no serán tremendas en este invierno.
Foto: Shutterstock

Poca gente le presta atención a ciertos detalles que, sumados, pueden representar un gran gasto energético en la vivienda, especialmente en invierno, cuando las bajas temperaturas nos hacen gastar una fortuna en calefacción.

A veces, invertir más en un primer momento nos compensará luego mes a mes. Ahorra en luz siguiendo estos sencillos y prácticos consejos que te permitirán disfrutar de algún capricho a fin de año cuando hagas las cuentas de gastos de tu hogar.

1. – No mantengas los aparatos en stand by, ¡esto reporta hasta un 5% de la factura de electricidad! Por más cómodo que resulte sentarse en el sofá y tocar sólo el mando de la tele, ten voluntad y acércate a encenderla.

2. – Elige electrodomésticos clase “A” y usa siempre los programas ECO. No sólo estarás ahorrando electricidad, sino que también consumirás menos agua, que es lo más valioso que tenemos que conservar para la supervivencia de generaciones futuras.

3.- No friegues a mano si tienes un lavavajillas. Ponlo en funcionamiento cuando esté completo, en el programa corto y tendrás un 10% menos de consumo energético. Además, ¡tus manos te lo agradecerán!

4.- Acostúmbrate y acostumbra a la familia a no olvidar luces encendidas. Es recomendable poner interruptores en cada extremo de los pasillos.

5.- Decora tu casa con colores claros, en muebles y paredes, porque reflejan mejor la luz y crean ambientes más luminosos. De esta forma, necesitarás colocar menos puntos de luz.

6.- Utiliza iluminación localizada, los ambientes serán más confortables y acogedores. Elimina las luces generales e indirectas si tienes que leer o estudiar, gastan mucha energía que no necesitas.

7.- Limpia con regularidad las lámparas y toda fuente de luz, de esta manera, evitarás que el polvo haga mermar la potencia lumínica de las mismas.

8.- El sol siempre está. En verano, evita la radiación solar directa, pero aprende a aprovechar la luz que entra por las ventanas de tu hogar. En invierno, abrir visillos, cortinas y persianas te aportará no sólo luminosidad sino que también tendrás aportes gratuitos de calor.

9.- Compra bombillas de bajo consumo. Son más caras que las incandescentes pero son ideales para puntos de luz con un uso superior a 3 horas diarias. ¡Estas bombillas consumen un 80% menos de energía y duran 8 veces más!

10.- Ahorra en luz con los tubos fluorescentes. Son ideales para baños, cocinas, trasteros y garages. No dudes en apagarlos cuando no los necesites, aunque no deben ser prendidos y apagados constantemente porque se reduce mucho su vida útil.

Es importante que tomemos conciencia en cuanto al ahorro energético y que eduquemos a nuestros hijos para vivir en un planeta más sostenible.