Decoración vintage: el pasado recobra actualidad

Recupera esos muebles antiguos para darle a tu hogar un toque retro-moderno.

Guía de Regalos

Decoración vintage: el pasado recobra actualidad
Lograrás este estilo de decoración con algunos detalles y muebles antiguos.
Foto: Flickr.com

La decoración vintage está de moda, y al tiempo que en el vestuario vuelven a verse las faldas acampanadas y otras prendas tomadas de las décadas de 1950 y 1960, han resurgido los muebles de esa época y las paredes empapeladas, por lo que ciertos objetos del pasado son ahora los más novedosos y de mayor actualidad.

El secreto para lograr un ambiente retro, pero con buen gusto, está en mezclar piezas de épocas pasadas, de al menos diez años atrás, con estilos más actuales y hasta vanguardistas, pues no se trata de que una casa luzca como un depósito de muebles viejos sino como un espacio moderno con detalles antiguos.

Para ello, nada mejor que darle un toque vintage a cada habitación, sin caer en excesos. Comienza por recorrer los garage sales y tiendas de segunda mano y compra lámparas, sofás, alfombras y adornos de vidrio de los años 50, 60 y 70. Una vez que tengas una buena colección de piezas, estarás lista para decorar.

La sala de estar

Los muebles de madera, pintados en tonos claros como beige, rosa o blanco y combinados con otros de hierro, son característicos de la onda retro. Acompáñalos de cojines y adornos artesanales con colores vivos como verde seco, naranja y azul, o tapízalos con telas estampadas de flores.

Cuelga en las paredes reproducciones de carteles de principios del siglo 20 y completa la decoración con lámparas de araña o colgantes confeccionadas con fibras naturales. Si tienes una sala comedor, te quedaría perfecto un juego de muebles de la década del 50 o 60, o una mesa de contornos redondeados.

El dormitorio

Rememora los muebles de la abuelita y coloca un tocador y un espejo al lado de la cama. Decora la cama con almohadones grandes e instala en las mesas lámparas con pantalla de tela. En la cómoda, pon una bandeja con juego de té decorado con flores, y usa estampados florales y colores cálidos en los edredones y las cortinas.

Pinta las paredes en tonos celestes o rosa claro. Recuerda que en las paredes no deben faltar los cuadros en marcos antiguos y espejos ovalados para completar la atmósfera romántica creada con los muebles barrocos, preferiblemente de estilo francés, y los adornos en rosa, malva y beige. ¿El non plus ultra de los dormitorios vintage? Una cama con dosel y un zócalo blanco de madera.

El baño

El centro focal de un baño con decoración vintage es una bañera ovalada, preferentemente con patas muy trabajadas. La atmósfera romántica se crea con telas de estampados florales en tonos claros, así como espejos antiguos con marcos pintados de blanco o dorado. Si no tienes bañera, igualmente puedes lograr un estilo retro con los grifos, lavamanos o jaboneras de cerámica, así como con baldosas blancas y negras en el piso. Consigue muebles con líneas clásicas y toalleros y perchas doradas o plateadas, todo con aspecto de antigüedades.

La cocina

Hoy en día es muy fácil conseguir electrodomésticos que parezcan clásicos. Combínalos con detalles como una panera o una jarra antigua que puedes usar para colocar flores naturales. Recicla una mesa que haya pertenecido a tu familia o que hayas comprado a un anticuario, o adquiere una vitrina para los vasos y cubiertos.

Adorna con cuadros de naturalezas muertas, coloca en la ventana una cortina con detalles florales o, si lo deseas, cubre una pared con azulejos de colores claros.