Los jóvenes y el alcohol, una combinación letal

Nunca antes en la historia moderna habíamos visto el tipo de presión social bajo la cual se encuentran…

Guía de Regalos

Los jóvenes y el alcohol, una combinación letal
Foto: Wiki Commons

Nunca antes en la historia moderna habíamos visto el tipo de presión social bajo la cual se encuentran los jóvenes de hoy en día. Ya sea por las redes sociales, la presión de grupo o los malos ejemplos en los programas de televisión, se reporta un importante número de jóvenes que comienza a experimentar con el alcohol desde muy temprana edad. Aunque para muchos el consumo de alcohol a temprana edad pudiera ser parte de la normal curiosidad humana, para los psicólogos, la relación entre los jóvenes y el alcohol es sumamente problemática.

Los adelantos tecnológicos del siglo XXI, nos han facilitado el acceso a la información de manera inmediata. Vivimos en una sociedad que busca gratificación instantánea y esos comportamientos sociales están siendo observados en jóvenes que no solo abusan del alcohol, pero que a su vez muestran otros patrones de conducta poco convencional como lo son la impulsividad y la agresividad.

De acuerdo con estadísticas suministradas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, la edad promedio en la cual niños han experimentado con alcohol por primera vez es 11 años, para las niñas es los 13 años.

A la edad de 14 años, el 41% de los niños han tomado un trago. La edad promedio en la cual los anglosajones comienzan a consumir alcohol, es los 15 años.

Los jóvenes que comienzan a consumir alcohol antes de cumplir los 15 años de edad, son más propensos de desarrollar dependencia que los jóvenes que comienzan a consumir alcohol a los 21 años.

Se estima que más de 3 millones de adolescentes son alcohólicos.

Anualmente se reportan más de 5 mil muertes relacionadas al consumo de alcohol en personas menores de 21 años.

Las tres principales causas de muertes en jóvenes adultos entre las edades de 15 a 24 años, son los accidentes automovilísticos, los suicidios y los homicidios. El factor común entre estos tres, es el consumo de alcohol.

Entre las edades de 12 a 21 años, el cerebro atraviesa por un periodo de desarrollo rápido esencial para el crecimiento de este. El consumo de alcohol durante esta etapa, pudiera causar daños a largo plazo e irreversibles. Los jóvenes que consumen alcohol son más propensos a padecer de ansiedad, depresión, conducta anti-social y otros desordenes psicológicos.

La falta de supervisión por parte de los padres, el consumo de alcohol de los padres o conducta favorable de estos en cuanto al consumo de alcohol, ha sido asociada con la tendencia de sus hijos a consumir alcohol en exceso. Sin embargo, jóvenes que fueron advertidos en su niñez sobre los efectos y consecuencias del consumo de alcohol, son menos propensos a convertirse en alcohólicos.

Como padres responsables, está de nuestra parte influenciar a nuestros hijos positivamente y con buenos ejemplos para evitarles una vida de problemas y sufrimientos relacionados al consumo de alcohol. Rompamos la relación entre los jóvenes y el alcohol.