Lugares donde se esconden los gérmenes (y que nosotras pasamos por alto)

No los vemos pero constantemente nos exponemos a una alarmante cantidad de gérmenes y no nos damos cuenta.…

Guía de Regalos

Lugares donde se esconden los gérmenes (y que nosotras pasamos por alto)
Foto: Flickr

No los vemos pero constantemente nos exponemos a una alarmante cantidad de gérmenes y no nos damos cuenta. No pensamos que objetos tan cotidianos para nosotras como el celular o incluso nuestro cepillo de dientes son lugares donde se esconden los gérmenes en cantidades aun mayores a las que hay en un baño público. Te contamos cuáles son los (casi impensados) elementos que albergan a muchísimos de estos microorganismos responsables de enfermedades tales como la gripe, el sarampión y hasta las caries.

.Tu cepillo de dientes: Lo usamos para higienizar nuestra boca, pero: ¿alguna vez lo lavamos? La boca es el lugar del cuerpo con más bacterias y además al cepillo lo guardamos en el baño, donde residen gran cantidad de gérmenes por la humedad y la calidez del ambiente. Hasta su mango debemos limpiar al menos una vez con semana. Para terminar con los microorganismos que viven en nuestro cepillo dental y evitar la propagación de enfermedades a través de éste debemos lavarnos las manos antes y después de cepillarnos y al cepillo lavarlo con agua tibia y dejarlo secar en posición vertical (sin cubrirlo con nada hasta que esté totalmente seco porque de permanecer en un ambiente húmedo se estimula el crecimiento de las bacterias). Para que haya tiempo de que se seque por 24 horas, lo ideal es contar con dos.

.Tu celular: Si decíamos que en el baño se esconden los gérmenes, la verdad es que este lugar es “el paraíso de la pulcritud” en comparación con tu celular que puede llegar a tener 10 veces más de bacterias que la taza del inodoro. Los celulares van de aquí para allá todo el tiempo recogiendo gérmenes de todos lados y los utilizamos próximos a nuestros oídos, nariz y boca, ideal para que entren a nuestro cuerpo. Recuerda limpiarlo regularmente con un paño con alcohol.

.Botonera del elevador: En general los hábitos del lavado de manos son malos. No todos se las lavan cuando van al baño y otros muchos lo hacen solo con agua. Con esas mismas manos sucias tocan una y otra vez los botones del elevador: el más presionado -y por lo tanto el más contaminado-, es el de planta baja. Ante esta circunstancia, la próxima vez que subas a uno recuerda apretar los botones con el nudillo de tu dedo y lavarte las manos en cuanto puedas.

.Dinero: “La plata va y viene” dice el dicho y, junto a ella, van y vienen los cientos de hongos, virus y bacterias que la acompañan. Se estima que el 80% de las enfermedades gastrointestinales son a causa de la falta de higiene de las manos después de manipular el dinero, por eso recuerda lavarlas constantemente.

.Equipos de tu trabajo: Ya mencionamos que en tu celular puede haber 10 veces más bacterias que en la taza del inodoro. Pues bien, sin ánimos de darte una excusa para dejar de trabajar, te informamos que en una oficina puede haber 400 veces más gérmenes que en el váter. Una investigación reveló que en el teléfono de tu trabajo hay cerca de 25 mil gérmenes, en el teclado de tu computadora 3 mil y en el mouse, 1.500.

Lavarte bien las manos te ayudará a eliminar gran cantidad de gérmenes. Usa jabón, frota vigorosamente y sécalas bien. Recuerda: los gérmenes se esconden en lugares impensados.