No es hora de hacer balances

Jose Mourinho pide a directiva del Real que lo juzgue hasta el fin de temporada

Guía de Regalos

No es hora de hacer balances

MADRID, España (EFE).— José Mourinho, técnico del Real Madrid, aclaró ayer que mantiene una relación “inmejorable” con el presidente Florentino Pérez, el director general José Ángel Sánchez y directivos, a los que pidió que esperen a final de temporada para hacer balance y tener conclusiones.

Mourinho, con contrato en vigor, volvió a dejar sin responder nada sobre su futuro en el Real Madrid. En su peor momento como técnico madridista, a 11 puntos en Liga del Barcelona, el portugués quiso atajar rumores sobre problemas internos con las personas que más mandan en el club.

“No quiero que hable nadie, el club es soberano”, comenzó diciendo sobre la figura de un portavoz que ha pedido al club y que no le han dado.

“Soy felizmente un empleado, como el resto. Hago lo mejor y el club tiene que decidir al final de temporada si está contento con esa línea y con lo que tenemos. Ver tranquilos la valoración del club, si está contento conmigo o no lo está”..

Mourinho no descarta que el balance sea negativo, pero asegura que él sigue dando lo mismo que desde el primer día que llegó al Real Madrid.

“Es posible que a final de temporada no estén contentos con mi trabajo, que piensen que hay cosas por mejorar y cambiar. Por eso no pongo las cosas en una dirección. Yo estoy dando el máximo como siempre. Es un momento en el que merece la pena esperar y valorar a final de temporada con tranquilidad, con todos los resultados en la mano. Ver lo positivo y negativo de la temporada”, dijo.

Ese análisis lo hará con personas con las que quiso dejar claro que su trato sigue siendo igual de buena.

“Son personas que tienen una muy buena relación personal, que queda fuera de duda, a pesar de vuestras historias de cada día”.

“Repito muchas veces para que no haya dudas. Tengo una relación personal muy muy muy buena con el presidente y José Ángel, con los más cercanos de la junta directiva. Después hay divergencias. Es la vida”, dijo.

“Así que con el presidente, José Ángel y la gente que trabaja conmigo la relación es inmejorable. A final de temporada nos sentamos y, como gente que se quiere como nos queremos, valoramos la situación”, sentenció.

Mourinho desmintió con rotundidad que no esté preparando aspectos de la próxima campaña, como la planificación de la pretemporada. “No es verdad porque soy profesional. Puedo ser mal entrenador a vuestros ojos, pero un profesional malo no soy”.

El Atlético de Madrid visitará el próximo sábado el Santiago Bernabéu lanzado en la Liga, con el mejor inicio de su historia y en la segunda plaza de la tabla, con ocho puntos sobre su “eterno” rival, su posición más alta y su mayor ventaja antes del derbi contra el Real Madrid desde el “doblete” (Liga y Copa) de 1995-96.

Desde entonces, en la jornada 13 de aquel curso, jugada el 18 de noviembre de 1995, con el equipo rojiblanco líder y 12 puntos por encima del conjunto madridista, el Atlético no llega al feudo blanco en las mejores condiciones y sólo en una ocasión, en la temporada 1998-99, se desplazó a ‘Chamartín’ por delante de su rival.