Paso a la juventud de Vettel

En Interlagos, el alemán se convierte en el piloto más joven en conquistar un tricampeonato

Guía de Regalos

Paso a la juventud de Vettel

SAO PAULO (EFE/NTX).— El alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que ayer se convirtió en el triple campeón mundial de F1 más joven de la historia al acabar sexto en el Gran Premio de Brasil —en el que Fernando Alonso (Ferrari) fue segundo— sigue creciendo a golpe de récord y cada vez se acerca más a su compatriota Michael Schumacher.

Vettel, que afrontaba la última carrera con 13 puntos de ventaja sobre Alonso, defendió su liderato en una carrera revuelta y acabó conquistando en Sao Paulo su tercer título consecutivo con 281 puntos, tres más que el doble campeón mundial español.

Ayer, en Interlagos, con 25 años y 145 días, Vettel sumó una nueva plusmarca de juventud al “pulverizar” la anterior, en posesión del brasileño Ayrton Senna, que en 1991 ganó su tercer mundial con 31 años y 213 días.

“Realmente me siento un tipo de equipo, ni más ni menos importante. Me siento uno de todos y lo que conseguimos hoy sucedió porque me junté al equipo, es algo del trabajo hecho durante todo el año”, destacó.

Emocionado, el alemán expresó: “Uno no hace este trabajo sólo porque quiere o necesita dinero, uno lo hace por amor y estoy muy feliz en la posición que estoy. Es increíble lo que conseguimos”.

La carrera fue ganada por el británico Jenson Button, lo cual pasó a segundo término, pues la pelea por el mundial mantuvo en vilo a los espectadores, quienes a pesar de todas las adversidades dio la batalla, y por momento hizo pensar a los seguidores de Ferrari que podía ganar.

El inicio del recorrido dio esperanzas a la casa italiana, luego de que un contacto de Bruno Senna provocara los abandonos de Sergio Pérez, Pastor Maldonado y del brasileño, e hiciera que Vettel perdiera la posición y quedará en último después de trompear.

Con esto, Alonso empezó a trabajar para buscar los puntos necesarios y hacer la hazaña, más aún cuando empezó a mojarse la pista, lo que provocó que entrarán varios carros a cambiar a llantas intermedias para lluvia.

En la vuelta 11 ambos contendientes al título entraron por gomas de lluvia, y para la vuelta 15 Alonso se colocaba cuarto, mientras que el alemán se ponía en octavo.

Sin embargo, la lluvia no duró lo suficiente y antes de que la competencia llegara a su fin el pavimento de Interlagos comenzó a secarse.

Esta situación cambiaba la estrategia, ya que Vettel en la remontada lograba meterse en los 10 primeros para ser campeón en ese momento; no obstante, a 14 vueltas del final la lluvia volvió a hacerse presente en el autódromo José Carlo Pace, y esto dio nuevas posibilidades al asturiano.

Fernando Alonso había logrado meterse en el segundo lugar, justo por detrás de Jenson Button, cuando Vettel venía sexto, lo que daba esperanza para el de Ferrari, pues si alcanzaba a ser primero podía hacer la hombrada, aunque con dos vueltas para acabar la carrera el británico Paul di Resta se estrelló y provocó la salida del “safety car” por segunda ocasión.

Lo anterior echó por tierra las posibilidades de Alonso, quien cerró la temporada con un podio más, seguido de su compañero, el brasileño Felipe Massa, quien fue tercero. En tanto, Vettel se consagra como el tricampeón más joven en la Formula Uno.

Por su parte, Sergio “Checo” Pérez terminó su relación con Sauber sin sumar puntos, luego de cinco carreras en las que no logró puntuar.

En esta ocasión el mexicano no pudo terminar este último GP al abandonar en la primera vuelta, luego del contacto de Senna, y se despidió de la escudería con 66 puntos.

El próximo año llevará los colores de McLaren.