Sigue la fiebre con ‘Ciberlunes’

Se espera que los consumidores compren hoy unos $1,500 millones por internet

Guía de Regalos

Sigue la fiebre con ‘Ciberlunes’

Para los consumidores estadounidenses, el venerado Viernes Negro ya sólo es un recuerdo lejano. El sábado de las pequeñas y medianas empresas también pasó. Ahora es el turno del ciberlunes, en el cual se intensifica el comercio por internet.

La temporada de compras de fin de año comenzó este noviembre aún más temprano, en la noche misma del Día de Acción de Gracias.

Las ventas del “lunes cibernético” vendrán a rematar lo que ya ha sido un buen fin de semana para las grandes cadenas comerciales de este país.

Según la Federación Nacional de Minoristas (NFR), que encabeza el sector del comercio al menudeo en este país, los estadunidenses gastaron unos 59 mil 100 millones de dólares este fin de semana del “viernes negro”, en el inicio de la temporada de compras navideñas.

Se espera que el ciberlunes de este año sea el día con más ventas en línea por tercer año consecutivo.

Según la firma de investigación comScore, los estadounidenses gastarán 1,500 millones de dólares, arriba de los 1,250 millones del ciberlunes del año pasado. Se espera que muchos minoristas hagan más ofertas con tal de hacer que los compradores hagan clic en sus sitios web, agreguen mercancías a sus carritos virtuales y paguen desde la comodidad de sus computadoras y equipos portátiles

Segun Radium One, una compañía de publicidad en redes sociales, los estadunidenses gastarán unos 1,420 millones de dólares durante el “Cyber Monday”, un 14%o más que el año anterior.

La firma, que ha monitoreado el progreso del “lunes cibernético” a través de los años, pronosticó que el de 2012 será el mayor que se haya registrado hasta ahora.

El “ciberlunes”, que comenzó hace siete años, debería ser la señal de arranque para el comercio por internet. Sin embargo, algunos analistas creen que el “ciberlunes” está perdiendo importancia- millones de consumidores ya han aprendido la táctica que consiste en recorrer las tiendas, comparar precios en sus teléfonos y tabletas portátiles y ordenar los productos en el mejor precio que hallan.