Ahorrar en gasolina para vivir mejor

Sigue estos tips y el ahorro pronto se reflejará en tu bolsillo.
Ahorrar en gasolina para vivir mejor
Mantén tu auto en buenas condiciones para que no desperdicie combustible.
Foto: Shutterstock

La gasolina está por las nubes, esto no es ningún secreto. Y bien sabemos todas que las distancias en este país son considerables, con lo que tanto si vas en tu propio auto como si viajas en trasporte público, las subidas en el precio de la gasolina afectan directamente a tu bolsillo y a la economía de tu hogar.

Pero no queremos preocuparte, todo lo contrario, queremos ayudarte a ganar en calidad de vida, así que te mostramos cómo ahorrar en gasolina. A veces creemos que es algo que está fuera de nuestro control y que sólo las grandes industrias pueden regular nuestro gasto en lo referente al combustible, pero lo cierto es que hay varios trucos que podemos hacer nosotras y que funcionan de maravilla.

Porque ya estamos hartas de que llenar el depósito cada vez cueste más o dure menos. Estos son algunos consejos para ahorrar en gasolina:

  • Estudia bien los precios y elige una gasolinera que esté no muy lejos de la tuya habitual pero que tenga precios más bajos, aunque tengas que manejar una milla más te merecerá la pena. Existen páginas webs donde te informan diariamente de los precios del gas en todas las estaciones de tu ciudad. ¡Y normalmente los precios son más bajos durante la semana, no lo olvides!
  • Vigila siempre la presión de las ruedas de tu auto, si está por debajo de lo que debe, el coche tiene que hacer más esfuerzo para rodar y por tanto gasta más gas.
  • Evita apurar al máximo el depósito de gas, cuando la luz de la reserva se enciende tu auto sufrirá menos visitas al mecánico en un futuro. Lo mejor es llenarlo cuando está el depósito a la mitad.
  • Trata de ir siempre a una velocidad adecuada para la vía, el exceso de velocidad hace que el consumo de gas se dispare.
  • Si estás en un atasco ahorrarás parando el motor.
  • Siempre que puedas evita el uso del aire acondicionado o calefacción, puedes abrir las ventanas si el calor no es muy excesivo, o intentar estacionar tu auto en un lugar soleado durante el invierno para no tener que usar tanto la calefacción.
  • También hay productos químicos que puedes conseguir en tu taller más cercano, se llaman “potenciadores de gas” y al mezclarlos con la gasolina potencian sus características y hacen que consumas menos.

Con estos consejos y tu sentido común, seguro que, a partir de hoy, conducir tu auto será mucho más económico para tu bolsillo.