Apuesta por los quesos

Cadena de tiendas de este producto se expande en EEUU a manos de hispanos
Apuesta por los quesos

MIAMI, Florida (EFE).— Una franquicia administrada por hispanos en el sur de Florida ofrece una nueva experiencia en el consumo de quesos que acerca más de un centenar de variedades de este producto a un público ávido de nuevas experiencias.

The Cheese Course es una cadena de tiendas que cuenta con un personal entrenado para guiar al cliente por una variedad de quesos, en su mayoría artesanales, cuya oferta oscila entre 100 y 120 tipos traídos de diferentes partes del mundo.

Esta cadena, que nació con una tienda en Weston, en el condado Broward, en el año 2000, tiene ya siete locales en el sur de Florida y ha encontrado en las franquicias su modelo de negocio para crecer.

Según datos de Franchise4Hispanics.com, los pequeños negocios en EEUU que crecen con más fuerza son los que están en manos de propietarios hispanos, que rondan ya los dos millones y medio, y que en 2015 podrían alcanzar los cinco millones.

En este escenario las franquicias juegan un importante papel y el recurso a ellas por parte de la población hispana en este país ha sido sostenido durante los últimos años.Un estudio de la Asociación Internacional de Franquicias con datos de 2007, los más recientes disponibles, señala que el 19.3 % de todas las franquicias en este país son operadas por minorías y, entre ellas, el 5.9 % por hispanos.

The Cheese Course cuenta con inversores hispanos y el capital invertido procede de Latinoamérica. Aquí encuentra una oportunidad para invertir en EEUU en un concepto novedoso que tiene “excelentes perspectivas de crecimiento”, según explicó Enrique Altamirano, presidente de la franquicia.

La firma requiere un abono de 40,000 dólares para establecer un nuevo local, además de los costes de construcción de la tienda, que pueden oscilar entre 400,000 y 800,000 dólares, así como el pago mensual de comisiones en función de las ventas.

El empresario mexicano trabaja en la apertura de la primera tienda fuera de Florida, que estará en Boulder, Colorado, a la que le seguirá otra en Woodlands, Texas. Además, estudia otras propuestas de inversores que quieren entrar en el negocio de los quesos, uno de los alimentos más populares en Estados Unidos.