Comidas sanas y deliciosas: una perfecta combinación para tu paladar

Aprovecha la temporada para alimentarte sanamente con algunas opciones de platillos deliciosos.
Comidas sanas y deliciosas: una perfecta combinación para tu paladar
En Cuaresma, el salmón puede prepararse marinado, ahumado, al horno o al ajo; además de ser delicioso, es una de las comidas más nutritivas.
Foto: Shutterstock

La comida es un tema divertido para muchos pero puede ser un dolor de cabeza para otros tantos, especialmente durante la Cuaresma, cuando muchas personas se abstienen de algunos alimentos.

Comer no es sólo una necesidad natural sino también un verdadero placer; de aquí que exista la alta cocina y los chefs de renombre cobren miles de dólares por el privilegio de probar sus platillos. Afortunadamente en Cuaresma es posible preparar y disfrutar de comidas sanas que además hagan las delicias de tu familia e invitados; ¿quieres conocer algunas? Checa la siguiente lista.

Caldo de pollo

Un clásico de la cocina latinoamericana, se prepara con un pollo mediano o grande y verduras al gusto; entre las principales están papa, zanahoria, calabaza, nabo y si gustas puedes agregar garbanzos y arroz además de ajo para darle el mejor de los sabores.

En una olla con tres litros de agua deja hervir el pollo por una hora junto con el ajo, cebolla y arroz para añadir luego las verduras bien picadas; posteriormente lo dejarás por otra hora o hasta que las verduras estén suficientemente suaves.

No pueden faltar las tradicionales tortillas a la hora de servirlo. Este platillo aporta suficiente proteína, hierro y vitaminas gracias a la carne blanca del pollo y a las verduras.

Salmón

Todos los platillos basados en esta deliciosa especie marina te aportarán proteínas, omega 3 y vitaminas del complejo B. Puede prepararse marinado, ahumado, al horno o al ajo; además de ser delicioso, es una de las comidas más nutritivas que existen. De aquí que muchas celebridades lo prefieran en su dieta; sus antioxidantes son excelentes para conservar tu piel en excelentes condiciones.

Las ensaladas no pueden faltar

Una mezcla de pepino, rábano, lechuga, col y espinacas es lo mejor para acompañar tus comidas; además sazonar tu ensalada con limón y aceite de oliva es realmente delicioso. Al comer este platillo estás ingiriendo vitaminas y agua al mismo tiempo; para mejorar su sabor añade trocitos de jamón de pavo o queso bajo en grasa.

Botanas saludables

En lugar de consumir frituras y cosas por el estilo puedes comenzar a comer regularmente nueces, cacahuates con cáscara y semillas de calabaza. Estos frutos secos son ricos en vitamina E y además te ayudan a reducir el estrés. Por supuesto, ¡en la moderación está la clave!

Como puedes ver las comidas sanas son variadas y fáciles de preparar. En la variedad está el gusto y es momento de reducir el consumo de grasas saturadas, refrescos embotellados y galletas con relleno cremoso. Todo sea por tu salud y tu cuerpo.