Consejos para cuando estás resfriado

Esta es la época del año cuando todo el mundo tiende a enfermarse. Si estás resfriado, aquí encontrarás…
Consejos para cuando estás resfriado
Foto: Wiki Commons

Esta es la época del año cuando todo el mundo tiende a enfermarse. Si estás resfriado, aquí encontrarás algunas sugerencias para sentirte mejor y recuperarte pronto.

Una vez que tu cuerpo está afectado por un virus, lo que más necesita es descanso. Si te es posible, quédate en casa y toma tantas siestas como tu cuerpo te pida. Tu sistema está tratando de mejorarse y si no tiene que dividir su atención entre esto y varias actividades más, lo logrará más rápido.

Por esa misma razón abrígate. Cuando pasas frío tu cuerpo trabaja duro para mantener la temperatura interna regulada. Y si tu cuerpo está estresado manteniéndote caliente, no podrá concentrarse apropiadamente en recuperarse.

Otra cosa, también muy importante, que lograrás al quedarte en casa cuando estás enfermo es el hacerle un favor a la humanidad, ya que así no contagiarás a los demás en tu lugar de trabajo.

En casa también puedes cuidarte con alimentos que promuevan tu recuperación. Hazte, por ejemplo, una limonada caliente endulzada con un poco de miel. Según Mayo Clinic, el tomar esto (y otros líquidos como jugos y caldos claros) te ayudará a descongestionarte y a prevenir la deshidratación. Por otro lado, evita bebidas alcohólicas, café y sodas con cafeína que lograrán el efecto completamente contrario.

Aunque suene como consejo de abuelita, no descartes la ayuda que una deliciosa sopa de pollo te pueda dar. Su poder va más allá del hacerte sentir como niño consentido de nuevo. Según Mayo Clinic, la sopa de pollo es un anti-inflamatorio que también te ayudará a descongestionarte.

Como es bien sabido, hay mucha medicina que puedes comprar en las farmacias para eliminar los síntomas del resfrío. No son curas, porque al virus del resfrío no lo cura nada más que el tiempo mismo, pero por lo menos eliminan los malestares. El problema es que todos esos medicamentos traen consecuencias secundarias tales como ansiedad, mareos e insomnio. También son peligrosos para personas con condiciones especiales de salud como presión alta, diabetes y embarazo.

Por eso, quizás quieras probar algunos remedios naturales antes de tomar medicinas. Si tu garganta te duele debido a la tos, o se siente reseca, haz gárgaras con una solución de agua tibia con sal (media cucharadita de sal en un vaso de ocho onzas). Un humidificador o vaporizador puede aliviar la resequedad no solo de tu garganta sino también en tu nariz y ayudarte a respirar mejor. Puedes obtener resultados similares tomando un baño de agua caliente, o poniendo una olla de agua a hervir.

Si te cuidas con estos consejos cuando estás resfriado, después de dos o tres días lo peor habrá pasado. Y en una semana deberías sentirte como nuevo.