E. Barak dejará la política

El ministro de Defensa de Israel anuncia su retiro para el 22 de enero
E. Barak  dejará la política

JERUSALÉN, Israel (AP). — El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, anunció abruptamente ayer que deja la política, cimbrando el sistema político del país unas semanas antes de las elecciones generales.

Barak, el militar israelí más condecorado y alguna vez primer ministro, dijo que permanecerá en su puesto hasta que se forme un nuevo gobierno tras las votaciones del 22 de enero.

Su renuncia podría significar la partida de la influencia más moderada sobre el primer ministro Benjamin Netanyahu, de línea dura y quien tiene una ventaja amplia en las encuestas, por lo que se espera que gane las elecciones.

Barak, de 70 años, encabeza una pequeña facción centrista en el Parlamento. Frecuentemente fungió como enviado extraoficial de Netanyahu a Washington para limar asperezas con el gobierno del presidente Barack Obama.

Su partida llegará en un momento clave para Israel, mientras la nación busca su camino en una región donde el antiguo orden de los autócratas árabes fue desplazado por revueltas populares y el ascenso de partidos políticos islamistas.

Israel también analiza la conveniencia de atacar el programa nuclear de Irán, que el Estado judío teme que apunte al desarrollo de armas atómicas, una acusación que Teherán niega.

Hace menos de una semana, Barak dirigió una ofensiva militar de ocho días contra el grupo extremista Hamás, que gobierna la Franja de Gaza. Los combates, para poner fin a los ataques con cohetes desde el territorio palestino, terminaron con una tregua frágil.

“No tomé esta decisión (dejar la política) sin titubear, pero sí de todo corazón”, dijo en una conferencia de prensa organizada a toda prisa. Llevaba semanas sopesándola, añadió.

Barak evadió varias preguntas sobre si accedería a desempeñarse como ministro en un próximo gobierno, con lo que dejó abierta la posibilidad de que aún pudiera retener cierta influencia en la política israelí. Aunque la mayoría de los ministros del gabinete también tienen escaños en el Parlamento, no tienen que ser legisladores electos: ya ha habido este tipo de nombramientos anteriormente.

El ministro de Defensa hizo su anuncio sorpresivo incluso después de que los sondeos mostraban que su Partido Independencia ganaba impulso tras la reciente ofensiva militar de Israel hacia la Franja de Gaza.

A pesar del avance en los sondeos, Barak aún podría haber enfrentado obstáculos que lo dejarían luchando por su supervivencia política una vez que pasara la jornada electoral. Antes de la operación en Gaza, las encuestas mostraban poco apoyo para su partido, a veces tan débil que parecía improbable que pudiese tener siquiera un solo representante en el Parlamento.”Siento que he agotado mi actividad política, la cual nunca fue un objeto de deseo para mí. Hay muchas formas en las que sirva al país, no sólo a través de la política”, afirmó.