Migración, un posible tema

WASHINGTON D.C.— El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibirá hoy en la Casa Blanca al presidente electo de México, el priista Enrique Peña Nieto, para repasar los retos de una extensa y compleja agenda bilateral que incluye la lucha antidrogas y el fomento de la competitividad económica.

Pero la Casa Blanca informó que, si surge el tema en la reunión que mantendrán entre ambos mandatarios, Barack Obama reiterará también al presidente electo de México, su apoyo a una reforma migratoria integral en EEUU.

Obama “cree que se puede lograr una reforma migratoria integral, que eso requiere un apoyo bipartidista y que se puede lograr porque en el pasado ha habido apoyo bipartidista para una reforma migratoria”, dijo en una conferencia de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

El encuentro en el Despacho Oval es el primero entre Obama y Peña Nieto, quien El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, arribó anoche a la base Aérea Andrews, en Washington, se produce en unos momentos en que México ha logrado reducir la emigración ilegal hacia EE.UU. y la violencia del crimen organizado.

Por ello, el encuentro ha generado expectativas de que ambos líderes fortalezcan la ya sólida relación comercial entre EE.UU. y México, marcando el inicio de una nueva era para ambos países.

Según la Casa Blanca, Obama espera escuchar de Peña Nieto “su visión para liderar a México en los próximos seis años”, y abordar también “una amplia gama de asuntos bilaterales, regionales y globales”.

El encuentro entre Obama y Peña Nieto será esta tarde a las 15:40 p.m. hora local y se estima que durará aproximadamente 50 minutos, dividido en dos partes: la primera, acompañados con colaboradores (35 minutos) y la segunda, en privado (15 minutos).

Peña Nieto, su esposa Angélica Rivera, e integrantes de su equipo de transición, fueron recibidos por la jefa de Protocolo del Departamento de Estado de EEUU, Capricia Marshall y por el embajador de México en este país, Arturo Sarukhán Casamitjana.

La reforma migratoria no sólo es importante para las comunidades a las que beneficiará, sino también para la economía estadounidense, por lo que “estaremos presionando por una acción sobre la reforma migratoria”, enfatizó.

“En la medida en que (el tema de la reforma migratoria) pueda surgir durante la reunión del presidente (Obama) con el presidente electo, ése sería su mensaje”, aseguró Carney.

Según dijo, existe consenso en que, pasadas las elecciones generales en EE.UU., existe ahora “un incentivo político y sustancial” para tratar de lograr una reforma migratoria.

Se calcula que hay alrededor de once millones de indocumentados en este país, buena parte de ellos procedentes de México.

Se prevé que la reforma migratoria y la lucha contra el narcotráfico sean algunos de los temas de la agenda bilateral que tratarán Obama y Peña Nieto durante su encuentro de hoy martes.

Peña Nieto prevé reunirse hoy en privado con la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid.

Sostendrá un encuentro privado con la secretaria de Seguridad Nacional de EEUU, Janet Napolitano, y una rueda de prensa al final de la jornada, según su agenda. Concluirá su gira con una visita a Canadá este miércoles, donde se reunirá en Ottawa con el primer ministro canadiense, Stephen Harper.