Peso ideal, utopía o realidad?

Para nadie es un secreto que la principal amenaza para la salud en Estados Unidos es el sobrepeso. Más…
Peso ideal, utopía o realidad?
Foto: MorgueFile

Para nadie es un secreto que la principal amenaza para la salud en Estados Unidos es el sobrepeso. Más que una cuestión superficial, se ha convertido en una señal de alerta para aquellos que procuran su bienestar personal. Sin embargo alcanzar el peso ideal no es una batalla con un utópico premio, es una realidad a tu alcance. Sólo tienes que proponértelo.

Aunque somos conscientes de que rebajar esos kilos de más es clave a la hora de prevenir enfermedades, no siempre encontramos la disposición para ejercitarnos. Esto ¡no va más! Sabemos que luchas por moldear tu figura y sabemos que puedes hacerlo. No será fácil pero no hay nada que no puedas conseguir sí te programas positivamente y trazas metas realistas y graduales.

Sí quieres garantizarte un éxito rotundo, antes que pensar en recursos físicos necesitas armarte de disciplina y fuerza de voluntad, sin importar qué rutina, dieta o producto escojas para mantenerte en forma. Equípate también con mucha motivación, y no necesariamente la que otros puedan ofrecerte, pues tú misma eres tu mayor impulso. Cree en ti. Llena tu cabeza de pensamientos positivos. Genera en tu vida un ambiente estimulante y positivo y antes de lo que crees habrás llegado a tu anhelado peso ideal.

Como son tantas las cosas a tener en cuenta, organizamos algunos tips fundamentales para la consecución de tus propósitos.

1. Balancea tu alimentación: Todo trabajo físico debe empezar en la cocina, de lo contrario puedes entrenar como un atleta y aún no ver resultados. Mantén a raya las comidas grasas, harinas, azúcares y productos procesados. Prefiere productos de temporada y procura emplear técnicas culinarias que no involucren grasa. Lleva cuenta de lo que comes, así puedes controlarte más efectivamente.

2. No saltes comidas (Particularmente el desayuno): Muchas veces creemos que dejando de comer perderemos más peso. Todo lo contrario, cuando olvidas una comida tu nivel de azúcar baja, haciéndote desear más comida. Lo que hará que eches todo por la borda y caigas en la tentación de comer cualquier cosa para saciarte.

3. Duerme bien: Innumerables estudios han comprobado la necesidad del sueño para perder peso. Cuando te privas de suficientes horas de sueño, tu cuerpo producirá mayor cantidad de ‘grelina’ una hormona que estimula el apetito.

4. Evita llevar una vida sedentaria: Sal de casa, realiza actividades físicas al aire libre. Toma un baño de sol, esto hará que produzcas más ‘serotonina’, una hormona beneficiosa que puede controlar tus antojos de carbohidratos y azúcares refinados.

5. No tragues entero: A tu sistema digestivo le toma 20 minutos informar al cerebro que está lleno. Cuando comes rápido y sin masticar bien, tu organismo no reconoce que ya está satisfecho. Disfruta las comidas, tómate tu tiempo para degustar. No comas de pie, afanada o distraída.

6. Entrena, sin miedo: el objetivo principal de una rutina física es aumentar tu ritmo cardíaco, para así quemar calorías. Busca oportunidades para incrementarlo. Crea una combinación de ejercicios que se enfoquen en tus áreas problema. Sé creativa, hay muchísimos programas para bajar de peso, pero igual puedes hacerlo por ti misma. Realiza actividades físicas de 30 a 60 minutos que combinen cardio, danza, ejercicios pliométricos y cualquier otro deporte que desees. No hacen falta horas para conseguir resultados mientras mantengas una intensidad alta cuando entrenes.

Como ves, depende de ti hacer del utópico peso ideal una realidad. ¡Tú puedes!