Prueba estos sándwiches deliciosos, prácticos y nutritivos

Tener un antojo es algo bastante normal para una mujer de cualquier edad; tienes el derecho a dártelo,…
Prueba estos sándwiches deliciosos, prácticos y nutritivos
Foto: Wikimedia Commons by Tamorlan

Tener un antojo es algo bastante normal para una mujer de cualquier edad; tienes el derecho a dártelo, pero es momento de aprender a disfrutar de un bocadillo realmente sano y nutritivo. Es por eso que preparando unos sándwiches deliciosos puedes calmar esa sensación de hambre a media mañana, convirtiéndolo en uno de tus aperitivos favoritos.

Para preparar el mejor sándwich es preciso elegir los ingredientes adecuados, aquellos que sean totalmente amigables con tu salud y figura.

Elije el mejor pan: éste debe ser integral de preferencia. En la información nutricional consulta la cantidad de fibra que te aporta para hacer de tu sándwich una delicia 100% sana; por ejemplo, las variedades multigrano son ideales para este propósito.

Ingredientes deliciosos y nutritivos: además del pan un sándwich se prepara con carnes frías, tales como jamón por ejemplo; escoge una variedad baja en grasa pero con el suficiente sabor para agradar a ti y a tu familia, como el de pavo. Por otro lado el queso le otorga un sabor característico e irresistible; puedes elegir de entre una gran variedad de ellos, desde el queso fresco bajo en grasa o si gustas puedes ‘pecar’ añadiendo trozos de queso manchego, oaxaca, asadero o gouda. Como siempre, en la moderación está el verdadero placer.

La mayonesa es esencial: una cucharada pequeña de mayonesa light es más que suficiente para añadir sabor a tu sándwich. Sin necesidad de abusar, ya que tu corazón te lo agradecerá enormemente.

¿Qué más añadir?: para hacer de un sándwich un verdadero platillo disfrutable para todo mundo, en la imaginación estará el sabor. Además de lo anterior se recomienda agregar lechuga fresca, jitomate, un pequeño trozo de chile serrano y pepinillos.

Esta es la forma más conocida y tradicional de preparar un sándwich; sin embargo, hay quienes en lugar de jamón preferirán otro tipo de ingredientes. He aquí otras ideas: carne deshebrada, pescado empanizado, 100 gramos de milanesa de res, atún o carne de pavo. Sea cual sea la carne que elijas, el resultado final puede ser mejor de lo que te imaginas.

Además de servir como aperitivo, cualquiera de estos sándwiches deliciosos será el complemento ideal para el lunch que les preparas diario a tus hijos; de esta manera ellos irán acostumbrándose a comer cada vez más sano.

Un sándwich te aporta proteínas, fibra, grasa y vitaminas; como puedes ver es un bocado bastante completo. ¿Lista para disfrutarlo?