Salud: descubre qué es la homeopatía

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa basada en productos naturales procedentes de plantas,…
Salud: descubre qué es la homeopatía
Foto: Wikimedia

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa basada en productos naturales procedentes de plantas, animales o sustancias minerales. Este tipo de tratamiento busca tratar la enfermedad utilizando leves cantidades diluidas del mismo patógeno o elemento que causó la enfermedad a la persona. En parte esto nos recuerda al funcionamiento de una vacuna tradicional, donde se busca activar las defensas naturales del organismo. Pero ¿es realmente así?

Según su creador, el médico Samuel Hahnemann, la idea central es que “lo similar se cura con lo similar”. Esta terapia se establece por el proceso de dinamización, el cual señala que un ingrediente resulta ser más potente entre más diluido en agua se encuentre. Tomando en cuenta que a muchos les ha dado resultados positivos, y estudios lo corroboran, la pregunta sería, ¿cómo funciona?

Quienes se dedican a esta medicina describen su funcionamiento exitoso como “memoria del agua”, como si ésta memorizara las propiedades de la sustancia usada en las sucesivas diluciones con agua, donde a veces no quedaría nada del ingrediente original. En esencia la filosofía homeopática sostiene una comprensión más avanzada de enfermedad, compartida por gran parte de otras terapias alternativas.

Su concepto se relaciona con lo holístico, el todo, entendiendo que la enfermedad comienza al experimentarse diversidad de emociones negativas, las cuales de prolongarse causan un desbalance energético produciendo luego síntomas físicos. Resumiendo, la raíz es una patología energética (espiritual) y lo que llamamos enfermedad es la expresión física de lo iniciado a nivel invisible pero real.

Algunas características de la homeopatía son:

–Se fundamenta en la ley de los semejantes y de la infinitesimalidad.

–Un mismo producto terapéutico puede tratar varias enfermedades.

–Sus compuestos están formados por pequeñísimas sustancias animales, vegetales o minerales que causan la enfermedad a tratar, los cuales son diluidos en agua varias veces.

–Estos medicamentos no se deben tocar con las manos para evitar deterioro.

–Las pequeñas grageas han de colocarse debajo de la lengua y dejar que se disuelvan allí en la boca, procurando una absorción más rápida aprovechando lo muy irrigado de esa zona.

–Esta terapia también es usada para tratar o prevenir enfermedades en mascotas y otros animales.

Los remedios homeopáticos vienen en distintos formatos, siendo el más común los gránulos o glóbulos que son unas pequeñas pastillas en forma circular de las que se suele ingerir varias por toma. También hay cremas, jarabes, gotas y tintura madre. Estos remedios se toman sólo mientras duran los síntomas, a medida que hay una mejoría se pueden espaciar las dosis.

El tratamiento con homeopatía a veces intensifica los síntomas de una dolencia, similar a otros tratamientos, como un tipo de crisis de curación. Incluso pueden surgir algunos nuevos sintomas, los cuales no suelen significar nada serio y duran poco. Si elijes esta forma de terapia, es importante consultar con un experto homeópata y estar bajo su observante guía durante el tratamiento.