A planear

Guía de Regalos

A planear
Gustavo Rangel.
Foto: Foto: RUMBO

Mientras que Toluca y Tijuana se disputan el campeonato del futbol mexicano, los otros 16 equipos comienzan a buscar soluciones de cara al Clausura, claro esto después de que hacen un poco de limpia en sus planteles.

La presión constante de ser campeón no desaparece en ningún momento, especialmente para equipos como América, Cruz Azul, Pumas y Chivas y los cuatro ya están buscando cómo volver a la gloria.

Todos los equipos durante estas temporadas navideñas le piden a Santa Claus que les traiga los regalitos que necesitan para cumplir los objetivos. Los clubes esperan encontrar debajo del arbolito los refuerzos que cambien su destino, unos buscando ser campeones y los que están al fondo de la tabla de porcentaje para salvar la categoría.

Sin embargo, ni el mismo Santa Claus es capaz de ayudar a esos equipos que se dan un tiro en el pie. El América quizás es el primero en equivocarse, su lista impresionante de transferibles cuenta con nueve nombres por ahora, entre ellos dos piezas importantes: Adolfo Rosinei y Rolfi Montenegro.

Yo no creo que sean necesarios tantos cambios, los ‘cremas’ llegaron a semifinales y estuvieron a un gol de llegar a la final. Pusieron contra la pared al superlíder en ese partido de vuelta que ganaron 2-1, así que la situación no es tan preocupante. Quizás con pequeños ajustes y la aportación de los jóvenes, que llegaran al Clausura con más experiencia, los de Coapa puedan lograr el objetivo.

La continuidad es difícil de lograr en estos torneos cortos pero Cruz Azul, Pumas y Chivas han decidido dar una oportunidad más a sus entrenadores. Se puede debatir si Guillermo Vásquez (Cruz Azul) la merece o no, ´pues la ‘Máquina Celeste’ nunca mostró ser un equipo sólido a lo largo del Apertura, pero quizás con dos o tres refuerzos pueda hacer algo la próxima campaña.

Las próximas semanas serán interesantes porque el mercado de las piernas se estará moviendo y habrá especulaciones, rumores, promesas y claro presentaciones de playeras, todos buscando pegarle a la lotería.