Acusan a pandilleros de ser aliados de la ‘Eme’

Grupo de supuestos delincuentes de Ventura reciben cargos

Guía de Regalos

Veintisiete personas fueron acusadas por el Gran Jurado del condado de Ventura por conspiración para cometer robo, asalto, extorsión, narcotráfico y otros crímenes, anunció ayer la oficina del Sheriff del Condado de Ventura junto a la oficina del Fiscal de Distrito del mismo condado. Los 27 sospechosos son miembros de pandillas locales del condado de Ventura. Lo inusual del caso es que trabajaban en conjunto con la Mafia Mexicana o “La Eme”, una pandilla altamente organizada que opera desde las prisiones.

Durante la investigación fueron incautadas 32 armas de fuego, 36,000 dólares y ¼ de libra de heroína. La Eme realizaba intimidación y extorsión a los vendedores de droga locales, indicó el Sheriff Geoff Dean.

Las actividades criminales eran comandadas por Martin “Evil” Madrigal que se encuentra en una prisión fuera de California y cuya localidad no fue revelada para no poner en peligro la investigación que aun continúa.

El operativo, conocido como “Wicked Hand”, comenzó en abril de este año, como una investigación de tráfico de heroína en el condado de Ventura, a lo que le siguieron dos asesinatos en Moorpark. “En un principio creímos que se trataba de dos casos aislados, pero después descubrimos que estaban conectados y eran parte de un operativo mayor y bien organizado”, explicó el Sheriff Dean. Los crímenes estaban orquestados por Madrigal, desde prisión y dirigidos por Edwin Mora, desde afuera. “La mafia se maneja como lo hace cualquier empresa de negocios”, comparó Dean. “En este caso Madrigal era el CEO y Mora, una especie de capitán que seguía sus instrucciones”.

Si bien el condado de Ventura es considerado como uno de los más seguros de California, existen varias pandillas locales. Lo raro de este caso es que las pandillas locales estaban coordinadas y trabajaban para la Eme. Los nombres de las pandillas implicadas no fueron revelados para no comprometer la investigación.

“Es la primera vez que vemos que pandillas, que usualmente son rivales, trabajan juntas bajo el mandato de la Eme. No es común ver una organización criminal de tal magnitud”, indicó el Asistente del Sheriff, Gary Pentis. “Se trata de la mayor acusación de pandilleros en la historia del condado”, agregó.

Dean explicó que la Eme intimidaba y exigía pagos a los vendedores locales de heroína, metanfetamina y cocaína. La Eme daba ‘la luz verde’ desde la prisión, lo que significa que las pandillas locales debían matar a alguien. Muchas de las órdenes, venían desde los carteles de México que buscan expandir su control en California, agregó Dean.

Los crímenes por los que fueron acusados se produjeron entre el 29 de mayo y el 2 de noviembre de este año.