Celebran el que salven a bebés

Un total de 101 infantes se han beneficiado luego de haber sido abandonados

Guía de Regalos

Celebran el que salven a bebés

Adam y Elizabeth Hernández ya tenían un hijo adolescente pero decidieron ser padres de nuevo al adoptar a una niña que hoy tiene seis años.

“No pude tener más hijos y nosotros adoramos a los niños. Escuchamos de este programa que ayuda a las madres que no pueden quedarse con sus hijos y a las familias que no pueden tener hijos propios. Ha sido una bendición para nosotros”, dijo Elizabeth Hernández, de Alhambra, quien junto a su esposo adoptó a Vanessa cuando tenía dos días de nacida mediante el programa Safe Surrender. El programa es auspiciado por el condado de Los Ángeles para evitar que los bebés no deseados sean abandonados en lugares poco seguros.

Safe Surrender ha ayudado a salvar la vida de más de 100 bebés en los 11 años que lleva implementado. Para celebrar ese acontecimiento, el supervisor por el Cuarto Distrito, Don Knabe, miembros del cuerpo de bomberos y otras organizaciones que han ayudado en la consolidación del mismo, se reunieron en el Grand Park para ofrecer una vigilia en honor a todos los infantes que hoy viven una vida feliz y segura.

“Es siempre difícil celebrar el abandono de un bebé, pero cuando nos damos cuenta de las alternativas que ellos tienen reconocemos lo importante que este momento representa para estos niños”, dijo Knabe. Además reconoció “el valor de las madres, quienes se encuentran en una situación desesperada y buscan mejores opciones para sus hijos, sin tener que dar sus nombres, sin tener que sentirse culpables o avergonzadas de hacerlo”.

Safe Surrender comenzó en el condado de Los Ángeles en el año 2001 por iniciativa de Knabe y permite a cualquier madre dejar a su bebé de hasta tres días de nacido en cualquier sala de emergencias, estación de bomberos o en cualquier otro organismo designado por el programa. No se le pide a la madre que se identifique o exprese sus razones para dejarlo, siempre y cuando el bebé no muestre señaless de maltrato.

Las estadísticas publicadas por la Inter-Agency Council on Child Abuse and Neglect (ICAN) muestran que para el periodo de 2002 a 2011 unos 53 infantes fueron abandonados en el condado de Los Ángeles, de los que 25 (47%) eran de origen latino. Sin embargo, Knabe anunció durante el evento de ayer que el bebé número 101, un varón, había sido rescatado en la ciudad de Torrance a principios de este mes, aunque sin especificar cuál es su origen étnico.

La fundadora de Garden of Angels, Deb Feris, dirigió unas palabras de reconocimiento por la iniciativa de Knabe, del cual espera que “sirva de modelo para que otros condados lo sigan”. Garden of Angels es un cementerio donde se da sepultura a los bebés que han muerto al ser abandonados.