El cansancio acumulado es el peor enemigo invisible; ¡recupera tu energía hoy mismo!

El cansancio comienza a mermar tu salud poco a poco y sin que te des cuenta; desde esa dificultad al…

Guía de Regalos

El cansancio acumulado es el peor enemigo invisible; ¡recupera tu energía hoy mismo!
Foto: Flickr by RelaxingMusic

El cansancio comienza a mermar tu salud poco a poco y sin que te des cuenta; desde esa dificultad al levantarte temprano para ir a trabajar o realizar tus labores en casa, hasta el insoportable dolor de espalda o cuello entrada ya la tarde; todos estos signos de agotamiento son la consecuencia de una combinación de exceso de trabajo con malos hábitos. Puedes rediseñar tu agenda y de paso tu vida día a día para sentirte lo suficientemente llena de energía durante la mayor parte del día.

Lo primero es analizar tu horario: ¿estás distribuyendo tus labores adecuadamente? Trátese de la oficina o de tu hogar, el desvelarte trabajando es fatal para tu salud. Lo mejor es procurar dormir a una hora tan adecuada como tu agenda te lo permita y levantarse lo suficientemente temprano para iniciar el día perfectamente descansada, aprovechando la mañana para llevar a cabo tus pendientes. Por supuesto, habrá días en los que será inevitable quedarte trabajando hasta tarde; simplemente evita hacer de esto un hábito cotidiano.

Vigila también tu alimentación; la comida que ingieres día a día es el combustible para que la perfecta máquina que es tu cuerpo trabaje eficientemente a todas horas. Evita el alcohol y cigarro lo más posible y añade frutas y verduras a tu dieta; éstas son el mejor multivitamínico que existe y te proporcionan carbohidratos. Come también suficiente proteína (la carne de pollo y pescado son las más recomendadas) y disfruta del café matutino sin caer en excesos. De dos a tres tazas de café son suficientes para mantener tu cerebro alerta, a la vez que nutres tu organismo con los antioxidantes que contiene. Una dieta perfectamente balanceada es el perfecto escudo para mantener a raya al temible cansancio.

No olvides ejercitarte y estirarte: un cuerpo entrenado es mucho más resistente a agotadoras horas de trabajo. Si ya realizas una rutina diaria de ejercicio, ¡perfecto! Pero si aún no te decides por falta de tiempo, recuerda estirarte diariamente unas tres o cuatro veces al día. Ya que el cansancio acumulado produce estrés, puedes practicar una rutina de ejercicios para el cuello -por ejemplo- para que tu cuerpo se relaje y puedas continuar adelante con tus labores.

Finalmente recuerda algo bastante importante: por más trabajo que tengas tu cuerpo merece y requiere ratos de descanso. Dependiendo el tiempo libre que te quede, procura leer tu libro favorito a ratos o ver una película o programa de televisión que te divierta. Es necesario que le hagas espacio al ocio y entretenimiento día a día, para que tu vida tenga un balance y recargues tu batería física y emocional. ¡Te lo mereces totalmente!