Jueza analiza si soldado fue maltratado

Guía de Regalos

Maryland/EFE — La jueza que lleva el caso de Bradley Manning, acusado de filtrar miles de documentos a WikiLeaks, escuchará ayer el testimonio de algunos de los responsables de la prisión de Quantico (Virginia) donde está recluido tras su detención en 2010.

La coronel Denise Lind tenía previsto llamar a testificar a dos de los responsables de la prisión y a miembros del equipo médico que supervisó el estado de salud de Manning.

La nueva serie de audiencias que comenzaron ayer en la base militar de Fort Meade y que se extenderán hasta el domingo, ha generado gran expectación ya que está previsto que por primera vez testifique el soldado, aunque no en esta primera sesión.

Manning fue detenido en mayo de 2010 en Irak, donde trabajaba como analista de inteligencia, y fue trasladado a la prisión de Quantico (Virginia), donde estuvo sometido a un régimen de vigilancia especial, que su abogado civil David Coombs ha calificado como “punitivo”.