La natación: Beneficios de este deporte durante el embarazo

La natación seguramente es uno de esos deportes que te llama mucho la atención porque quizá te recuerde…

Guía de Regalos

La natación: Beneficios de este deporte durante el embarazo
Foto: beat0092

La natación seguramente es uno de esos deportes que te llama mucho la atención porque quizá te recuerde cuando eras niña y tus padres te llevaban a tus primeras clases de nado.

Por el contrario, también te puede hacer rememorar que nunca pudiste aprender a desplazarte con destreza en el agua, quizá por temor o por diversos otros factores.

Sin embargo, nunca es tarde. Ahora podrías acercarte a este deporte que ha demostrado ser muy beneficioso para la salud en las diferentes etapas de la vida. Una de ellas, el embarazo.

Realizar este deporte es prácticamente llevar a cabo un gran entrenamiento para la totalidad del cuerpo, ya que usarás todos los grandes grupos musculares y ejercitarás el sistema cardiovascular.

Durante el embarazo el cuerpo sufre una gran transformación, los kilos de más empiezan a llegar rápidamente y por ende la presión en las articulaciones es cada vez más fuerte, sobre todo en las inferiores. Por eso, mantenerte activa durante tu periodo de gravidez a través de la natación es muy recomendable.

LOS BENEFICIOS

Utilizar los grandes grupos de músculos del cuerpo como son las piernas y los brazos, permite a las mujeres embarazadas sentirse más livianas en el agua pese a los kilos extra conseguidos durante el periodo de gestación. Al respecto, el fisiólogo estadounidense experto en ejercicios Robert A. Robgers dice que “la natación es buena para aquellas personas que tienen limitaciones físicas porque cuando se sumerge el cuerpo hasta la cintura éste pierde el 50 % de su peso real”.

Otro importante punto a favor es que al tratarse de un ejercicio aeróbico ayuda a aumentar la capacidad respiratoria para procesar y utilizar de la mejor manera el oxigeno, lo cual a la postre mejorará tu circulación sanguínea y aumentará tu tono muscular.

Sin duda otro beneficio a resaltar es que conseguirás perder las grasas acumuladas, las temibles calorías. Sobre ello, Sue Nelson, especialista del programa acuático para esta disciplina en Colorado Springs, Estados Unidos, asegura que ha visto muchas historias de clientes muy pasados de peso que perdieron kilos después de que comenzaron a trabajar en el agua.

CONSEJOS PARA EVITAR LESIONES

Como en todo deporte, es probable que ocurran lesiones. Este deporte acuático no escapa de ellas. No obstante existen algunos consejos para reducir su aparición.

La medicina deportiva internacional concluye que las lesiones del hombro son las más comunes en las personas que realizan la natación.

Empieza despacio y suavemente con el fin de calentar los músculos y aumentar el ritmo cardíaco de forma constante. No olvides que también para evitar lesiones musculares es necesario alternar los diferentes estilos de natación.