Los Xolos se ponen bravos

'Nosotros no somos menos que el Toluca', aclara el defensa fronterizo Joshua Abrego

Guía de Regalos

TIJUANA, México (NTX).— El defensa Joshua Abrego consideró ayer que aunque Toluca es un gran plantel, en Xolos nadie se siente menos que el conjunto mexiquense, y recordó que lo derrotaron en la fecha 15 del Apertura 2012 por 1-0 en esta ciudad.

“Tiene un gran plantel, gente con experiencia, pero nosotros también tenemos gente experimentada; el partido que se vivió aquí contra los Diablos es una muestra de que nosotros no somos menos que el Toluca”, insistió el jugador.

Abrego añadió que a pesar de que el cuadro tijuanense es nuevo en el máximo circuito con apenas tres torneos disputados, de ninguna manera le intimidan ni la trayectoria ni los 10 títulos que tienen los Diablos Rojos.

“Va a ser un partido súper interesante y emocionante porque los dos equipos somos altamente competitivos, va a ser una final nivelada. Somos un club nuevo en Primera División, pero en cuanto pite el árbitro somos 11 contra 11 y hay que aprovechar ser locales”, dijo el zaguero.

Al mismo tiempo, el jugador aseveró que en esta instancia los dos equipos tienen la misma presión, aunque en el caso de Xolos “de ninguna manera estamos satisfechos, si llegamos hasta aquí es para poder ganar la final”.

Por ello, aseguro que en el partido de ida de mañana, Xolos de Tijuana será un plantel que saldrá a entregarse en la cancha, con una actitud positiva y, por ende, con la única intención de ganar.

Joshua Abrego también confesó sentirse orgulloso de vestir la casaca del cuadro rojinegro, y ahora que están a punto de disputar una histórica final espera poder tener el privilegio de levantar el título de campeón del futbol mexicano.

“Todos estamos con buenos ánimos, con una mentalidad positiva, sabemos que hemos trabajado muy duro para llegar a estas instancias y queremos ganar la final”, concluyó el jugador nacido en Veracruz.

Con apenas tres campeonatos en el máximo circuito, el equipo se ha fortalecido y ha madurado, merece estar en la final, aseguró ayer el volante ecuatoriano de Xolos, Fidel Martínez, quien no ve favorito para ganar la final.

“Este equipo lo merece, entrenamos bastante durante la pretemporada y en estos seis meses. Humildemente siempre se han dado los resultados gracias al trabajo diario y a la entrega en la cancha”, señaló el jugador.

“El equipo se ha fortalecido, ha madurado, y una final contra Toluca es inédita, no todos los días se va a finales y debemos aprovecharla al máximo, creo que los dos merecemos el campeonato, no hay favoritos”, abundó.

Martínez sabe que la clave en el encuentro de ida de la final ante los Diablos Rojos para acercarse al título será impedir que el conjunto mexiquense anote de visitante y que tome ventaja, pero espera que Xolos sí lo haga.

“Anotar goles y que ellos no nos concreten, debemos estar bien concentrados en ello, vamos a hacer hasta lo imposible para ser contundentes, para concretar y tener tranquilidad en el segundo partido”, dijo.

“Estamos en nuestra casa y hay que salir a presionar, nuestra prioridad será atacar bastante e impedir que nos metan gol, el apoyo de nuestros aficionados también será fundamental para dar ese primer paso e ir a Toluca a manejar el partido”, señaló.

Aunque le ha costado un poco adaptarse al futbol mexicano y con poca actividad con el conjunto fronterizo, Fidel Martínez trabaja para ser considerado, más en esta final, luego de que llegó al equipo con la mentalidad de sobresalir.

“Uno siempre llega a un club con la mentalidad positiva, ahora se está dando la oportunidad y hay que aprovecharla al máximo; estoy contento por el grupo que hay, debemos luchar por mantenernos y darle una alegría más a la hinchada”, manifestó.

El ecuatoriano está por vivir su primera final en el futbol mexicano, una nueva experiencia, por lo que le ilusiona salir campeón con Xolos en éste su tercer torneo en el máximo circuito.

“Es una final, tenemos que hacer respetar nuestra casa. La Liguilla es un torneo diferente, no hay favoritos, se juega con otra mentalidad; las finales se ganan y para ello hay que estar concentrados los 90 minutos”, concluyó.