Ya no quiere dudas

Márquez no arriesgará: va por el KO ante Pacquiao

Guía de Regalos

Ya no quiere dudas

MÉXICO, D.F. (EFE).— El mexicano Juan Manuel Márquez aseguró ayer que noquear al filipino Manny Pacquiao parece difícil pero no es imposible, al declararse preparado para vencerlo sin dar lugar a las dudas que rodearon sus tres enfrentamientos anteriores.

Márquez, de 39 años, y Pacquiao, de 33, se enfrentarán por cuarta ocasión el próximo 8 de diciembre en Las Vegas, Nevada.

Es una brillante oportunidad para que Márquez despeja las dudas después de que los combates previos dejaron un balance de un empate y dos triunfos para el filipino.

Aunque cabe apuntar que en el último Márquez considera que dominó el combate pero los jueces favorecieron al segundo con una decisión que fue seriamente cuestionada por los conocedores del boxeo.

“Es difícil noquear a Pacquiao pero no imposible. En esta pelea me he entrenado para ganar y ganar claro”, expresó Márquez en conferencia de prensa.

“Para mí es muy importante poderme retirar con una victoria el próximo 8 de diciembre y eso es lo que queremos dejar plasmado”, añadió el mexicano.

Mientras que su entrenador, Ignacio “Nacho” Beristáin, consideró que dado el estilo técnico que tiene Juan Manuel parece complicado que el combate termine antes del límite de los doce episodios.

“Juan es un peleador fino, no es un peleador con pegada contundente. Es muy complicado ganar la pelea por nocaut”, apuntó Beristáin, quien dijo que será difícil enfrentar a un peleador de pegada tan contundente como Pacquiao.

“Juan tendría que hacer una pelea tan perfecta como la anterior para volver a dominar”, señaló Berisatáin, quien ha guiado a Márquez durante los 18 años de su carrera.

“Juan es el peleador que más se le ha complicado a Pacquiao, Juan se merecía está pelea por lo que hizo anteriormente y porque es la pelea que más va a vender en Estados Unidos y en todo el mundo”, añadió el veteranísimo entrenador.

Márquez destacó que lo más importante “es el orgullo y demostrar quien es mejor.”

De su futuro dijo no saber que es lo que va pasar “está pelea es especial para mí, pero me siento bien física y mentalmente y probablemente podamos continuar”.

Sobre si luego de tantos enfrentamientos Márquez ha construido una relación con Pacquiao, el mexicano comentó que su relación es “de respeto, de dos boxeadores profesionales”.

“El respeto se pierde arriba del ring” aclaró Márquez, aunque no desechó la idea de que cuando ambos se retiren podría surgir una amistad.

“La rivalidad, la enemistad, se queda arriba del ring. El resto, en la vida privada, todo vuelve a la normalidad”, dijo.