¡Spa en casa a la hora de bañarse!

Llegó la hora de bañarse y piensas que es un buen momento para relajarte. No te equivocas. El baño es…
¡Spa en casa a la hora de bañarse!
Foto: Flickr

Llegó la hora de bañarse y piensas que es un buen momento para relajarte. No te equivocas. El baño es un momento importante que no solo limpia tu cuerpo sino que puede purificar tu alma. Darse un baño de agua tibia ayuda a decirle adiós al estrés. Si tienes tina puede ser fenomenal, pero si no la tienes no quiere decir que no puedas engreírte.

Existen varios videos en You Tube que nos dan pautas para convertir nuestro baño en un Spa (ver video aquí). En realidad solo necesitas algo de creatividad y mucha disposición para relajarte. Puedes elegir un día a la semana en el cual – por una hora o dos- decidas alejarte de todos y solo dedicarte a tu cuerpo. Si lo decides, entonces date el gusto de bañarte con jabones hidratantes, aceites aromáticos y poner velas en lugares claves de tu baño (sobre algún porta velas y lejos de toallas o cortinas, para no provocar accidentes). También puedes poner música ambiental (de preferencia con un radio a pilas o un radio personal) y obviamente deberás desconectar el celular o teléfono (o decidir no atenderlo hasta que termines con tu tiempo de relajación).

Una opción interesante es que te des baños con productos naturales. Esto implica no solo hacerse mascarillas para el rostro o el cabello (que generalmente se hacen antes del baño o durante un baño en tina), sino también puedes optar por bañarte con manzanilla cuya acción relajante puede ayudarte. Otra gran idea es un baño de leche, como se dice que hacía Cleopatra en el antiguo Egipto. Para esta última idea, puedes seguir la receta que Easy Aromatherapy Recipes nos brinda y usar leche en polvo, algo de harina de maíz, un poco baking soda (opcional) o sales minerales. Algo de consistencia hace falta porque sirve para exfoliar el cuerpo pero no eches demasiada harina como si fueras a convertirte en un cupcake gigante. Solo mezcla esto con agua y descansa en la tina.

Pero si no tienes tina, entonces igual usa los productos que puedas y engríe a tus pies colocando un poco de agua con sales de baño en un recipiente donde puedas meter los pies. Esto tiene una acción relajante, exfoliante y sirve para que tus pies estén descansados.

¡La hora de bañarse no tiene por qué ser aburrida! Estos momentos sirven para poner en práctica todos los tips de belleza para tu cuerpo, tu rostro y tu cabello. Solo así saldrás relajada y sin estrés.