3 tips para que tus niños organicen su habitación

Que nuestros niños sean ordenados puede redundar en su beneficio propio al convertirse en una utilísima…
3 tips para que tus niños organicen su habitación
Foto: www.morguefile.com

Que nuestros niños sean ordenados puede redundar en su beneficio propio al convertirse en una utilísima virtud en su vida profesional o incluso contribuyendo a su estabilidad emocional. Con estos 3 tips para que tus niños organicen su habitación, se pueden sentar las bases para lograr que asuman responsabilidades, independencia y a la vez, comprendan que tienen un lugar en la familia, con derechos y obligaciones.

Esta habilidad, que debe comenzar como un hábito desde pequeños, les ayudará a enfrentar situaciones futuras con mucho menor esfuerzo. Las tres áreas en las que los padres deberían concentrarse, son organización en la escuela, organización en el hogar y administración del tiempo.

Así, las primeras habilidades organizativas, son herramientas que les serán de mucha utilidad tanto en la adolescencia como en la adultez. Los niños agradecen vivir en un hogar ordenado, necesitan de los hábitos y costumbres, por lo tanto debemos actuar con coherencia y disciplina.

Es posible que la actividad no les resulte agradable al principio, pero hay que tener mucha paciencia para que la semilla fructifique y que los niños entiendan que encontrarán las cosas más fácilmente si las ponen en un lugar determinado y que siendo responsables de sus tareas, ocuparán un lugar en la dinámica familiar.

Más allá de los métodos o los tips para que tus niños organicen, lo más importante es demostrarles aprecio cuando ellos mantienen las cosas en orden, el reconocimiento y la gratitud serán alicientes para facilitar el aprendizaje y practicar los hábitos con menos reticencias.

Entonces, es tan fácil como 1, 2 y 3.

Una vez que tus hijos conozcan estos pasos y, a través de la práctica, sepan cómo aplicarlos, podrán abordar las tareas con mayor independencia. Esto los hará sentirse eficaces y capaces, extendiendo este método a otros ámbitos en los que interactúan y sintiendo a su vez orgullo y seguridad en sí mismos. Por supuesto que los padres tienen que seguir apoyando y alentando el aprendizaje de estas habilidades mediante la guía y el reconocimiento de sus logros. Con seguridad, se estará contribuyendo a la armonía familiar y a evitar regaños y malos momentos a la vez que se gana tiempo libre para hacer las cosas que más les gustan.