El fin de tu privacidad en Facebook

Probablemente lo has visto en Facebook, tus amigos han publicado un estado que dice algo así: “No autorizo a Facebook a que comparta mi información, fotos, etcétera sin mi autorización”.

Hay un solo problema con este estado: lo estás escribiendo dentro del mismo sitio de Facebook y, por consecuencia, esto quiere decir que ya aceptaste los términos y condiciones impuestos por el sitio. En otras palabras, estás perdiendo tu tiempo, ya que todo lo que publicas en Facebook deja de ser tuyo y pertenece a Facebook.

Esta semana Facebook anunció una votación sobre su nueva política de privacidad, la cual incluye varios cambios importantes. Mi parte favorita de esta “votación” es que para que sea válida 30% de los usuarios de la popular red social —un equivalente a casi toda la población de Estados Unidos— tendría que votar para que estas nuevas pólizas de privacidad no entren en vigor. ¿Qué cambios proponen estas nuevas reglas?

Lo que publicas en la red es visible para todo el mundo y te recuerdan que cuando escondas algo en tu timeline, como publicaciones de tu estado o fotos, esto no quiere decir que otras personas no puedan encontrarlas; de hecho, pueden aparecer en los timelines de otras personas y hasta en los resultados de búsqueda.

Hay algo que debemos tener bien claro: toda la información que compartas en Facebook o en cualquier otra red social deja de ser tuya y no la vas a poder borrar para siempre de la red. Esas fotos publicadas por ti o por tus amigos de aquella noche bebiendo o haciendo algo potencialmente vergonzoso pueden ser encontradas por un potencial empleador 10 o 20 veces o en cualquier momento futuro a no ser que la profecía de los mayas sea verdad y en ese caso no vamos a tener que preocuparnos de Facebook ni de nada más.