Las aceitunas y el aceite de oliva

Le dan sabor a las cenas informales
Las aceitunas y el aceite de oliva

Ha empezado la temporada navideña y es el momento perfecto para relajarse e invitar a los amigos a disfrutar una noche de deliciosa comida y buena compañía. Entretenerlos es tan fácil como preparar varios aperitivos simples pero sorprendentes. Y las aceitunas y el aceite de oliva son una gran manera de agregarle sabor y vida a cualquier menú.

Las aceitunas y el aceite de oliva son muy versátiles. Tienen un sabor exquisito y ofrecen numerosos beneficios para la salud, lo cual los convierte en ingredientes fundamentales para cualquier cocinero. Con unas cuantas recetas sabrosas, siempre estará listo para sorprender a sus invitados. Pruebe una de estas fáciles y deliciosas recetas creadas por el Consejo Oleícola Internacional para hacer de su cena informal una noche que nadie olvidará. Visite el sitio http://www.addsomelife.org para obtener más inspiración, y sígalos en Add Some Life a través de Facebook y Twitter para mantenerse informado sobre todo lo relacionado con el aceite de oliva y las aceitunas.

Brochetas de langostinos al ajillo

Tiempo total de preparación: 30 minutos Porciones: 32 entradas

Ingredientes

6 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, separadas de 3 en 3. 2 cucharadas de jugo fresco de limón

1 clara de huevo

2 dientes grandes de ajo, picados

32 langostinos medianos crudos, pelados y desvenados (aprox. 1 1/4 libras)

1 cucharadita de perejil o eneldo fresco finamente picado

1/2 cucharadita de ralladura de cáscara de limón

Una pizca de sal, opcional

3/4 taza de pan rallado panko

1/3 taza de queso parmesano o pecorino finamente picado

16 aceitunas verdes grandes sin carozo

16 aceitunas negras grandes sin carozo

32 tomates tipo uva

1/2 medio pepino, cortado a lo largo, y luego en 32 trozos

32 brochetas para aperitivos (de 4 a 6 pulgadas)

Preparación

Caliente el horno a 475 °F.

Mezcle las 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de jugo de limón, la clara de huevo y el ajo en un recipiente pequeño. Agregue los langostinos; revuelva hasta cubrir; ponga aparte.

Mezcle las 3 cucharadas de aceite de oliva restantes, 1 cucharada de jugo de limón, el eneldo, la cáscara de limón y la sal en un recipiente pequeño. Reserve.

Combine el pan rallado y el queso en un papel encerado; pase el langostino por esta mezcla hasta cubrirlo de manera uniforme. Coloque en una sola capa sobre papel para hornear. Horneé entre 8 y 12 minutos o hasta que tengan un color ligeramente dorado y estén bien cocidos. Retire con cuidado los langostinos del papel para hornear, y deje enfriar entre 1 y 2 minutos.

Pinche con la brocheta un langostino, una aceituna, un tomate y un trozo de pepino. Sirva de inmediato y rocíe con la mezcla de aceite de oliva.

CONSEJO:

Frote el pan rallado y el queso entre las palmas de sus manos hasta obtener una mezcla consistente y uniforme. Así la mezcla se adherirá al langostino de manera más uniforme.

leer más artículos