¿Qué hacer cuando te duele la garganta?

¿Qué tienen en común el frío, el humo, los gritos, el aire seco y las bebidas a temperaturas extremas?…
¿Qué hacer cuando te duele la garganta?
Foto: Morguefile.com

¿Qué tienen en común el frío, el humo, los gritos, el aire seco y las bebidas a temperaturas extremas? Todas ellas hacen que una parte de nuestro cuerpo sensible y vulnerable se resienta y sufra. Cualquiera de estas razones te ha dejado alguna vez con esa molestia, ese dolor al intentar tragar o esa sensación de ardor que hace que notes que te duele la garganta. Es un dolor que a veces no sabemos cómo combatir, cuando, en realidad, es muy sencillo. Sólo basta tener un par de conceptos claros y las ideas vendrán solas. En los casos en los que este dolor particular venga acompañado de otros síntomas como fiebre, tos persistente o secreciones, siempre será imprescindible acudir al doctor para que trate la patología de forma correcta, pero afortunadamente en la mayoría de los casos, podremos solucionarlo con métodos caseros, fáciles y económicos.

La clave, amiga, es la humedad. El agua será tu mejor aliada ya que previene y alivia la irritación y el dolor de garganta, por lo tanto beber al menos 2 litros de agua durante el día será un buen comienzo. Otra gran aliada de la garganta es la miel. Este delicioso edulcorante natural es, además, bactericida y suaviza la faringe. Una bebida tibia como puede ser un vaso de leche, acompañado por un par de cucharadas de miel, es un remedio infalible si te duele la garganta. Un buen sustituto podría ser chupar caramelos que la contengan o incluso, realizar gárgaras con agua tibia y una cucharadita de sal al menos 4 veces al día (media cucharadita de sal por vaso de agua, según MedlinePlus), por el poder antiséptico de esta preparación.

Además de estos remedios, debes tener en cuenta otra serie de recomendaciones, acerca del dolor de garganta:

El simple acto de hablar supone un esfuerzo a las vías respiratorias, donde se encuentran alojadas las cuerdas vocales. Por tanto, si la faringe se encuentra dañada, cualquier esfuerzo como hablar en un tono medio-alto o gritar va a provocar una sensación dolorosa. El reposo vocal o hablar lo menos posible y en un tono suave permitirá que los tejidos se regeneren mejor.

Las temperaturas extremas, la sequedad del aire y los humos en general (del tabaco especialmente) juegan un papel importante en el estado físico de la garganta, con lo cual evitar la exposición a estos ambientes será también necesario.

Concluyendo amiga, contamos con unas herramientas al alcance de la mano de cualquiera, con productos que se encuentran en casa, para combatir al enemigo número 1 en la época de frío, el dolor de garganta.