Regalos de último minuto

Lo ideal es adquirir los obsequios con anticipación, pero si no lo hizo, aún es tiempo de comprarlos
Regalos de último minuto

Llega el 21 de diciembre y sólo ha comprado la mitad de los regalos de su lista. Y probablemente le invada el pánico pues no tiene tiempo suficiente para terminar la tarea. Esta es una situación común en la temporada festiva. Los compradores tienen las mejores intenciones de comprar sus regalos con tiempo, pero, ya sea a causa de obligaciones de trabajo o eventos sociales, la tarea se va posponiendo y posponiendo a pesar de que diciembre va avanzando. En breve, muchos miran el calendario y les entran escalofríos, mientras que otros renuncian a esas compras a causa del estado actual de la economía y la asequibilidad.

Según una encuesta realizada por Steelhouse Marketing Consultants en la que participaron mil consumidores, el 62% de los encuestados pronosticó que van a gastar menos en la temporada festiva 2012. Acorde a esas respuestas, el 56% de las familias afirmaron que compararán productos realmente prácticos y necesarios. Estos factores pudieran contribuir a la demora de los compradores para visitar las tiendas, o que recurran a la Internet para efectuar sus compras. Para las legiones de personas que consciente o inconscientemente esperan al último minuto posible para comprar, hay formas de sobrevivir y sorprender a los amigos y familiares con grandes regalos.

Tarjetas de regalo: tal vez no tengan significado sentimental, pero son fáciles y rápidas de usar. Hay posibilidades de que pueda entrar en una tienda y salir con varias tarjetas de regalo en menos de 15 minutos, dependiendo de las filas en la caja registradora. Además, muchos supermercados, librerías y otros establecimientos tienen puestos de venta de esas tarjetas, lo cual le facilita adquirir varias de diferente tiendas en un sólo sitio.

Comidas y bebidas: mientras muchos van masivamente al centro comercial, usted puede visitar una tienda de comidas o licores gourmet. Compre una canasta con quesos de calidad, o esa botella de licor que está de moda, y que una de las personas de su lista de regalos le comentó que no la había comprado aún, pero le gustaría tenerla.

Suscripción a una revista: la suscripción a una revista es una forma fácil de comprar un regalo de último minuto. Compre un ejemplar de la revista en un estanquillo, y envuélvala en papel de regalo, adjuntándole una nota de que viene un año de suscripción a la misma en camino. Nadie sospechará que fue un regalo elegido de prisa en el último minuto.

Certificados de regalo electrónicos: los comercios minoristas como los de música o libros le enviarán un código electrónico de certificado de regalo a la persona que usted elija en una fecha determinada. Para los que no pueden vivir sin lector electrónico o reproductor mp3, los regalos digitales son lo idóneo.

Tarjetas de gasolina: aunque pudiera parecerle cómico o anticuado, la compra de una tarjeta para una gasolinera de marca es un regalo aceptado universalmente por todo el que maneja regularmente. Como los fluctuantes precios de la gasolina están a la orden del día, llenar el tanque podría ser una empre- sa costosa, y contar con una tarjeta de regalo prepa- gada es sumamente práctico y útil.

Los comerciantes por Internet también pueden ser de gran ayuda para los compradores de último minuto. Muchos de ellos garantizan que el regalo llegará a tiempo para Navidad, incluso en compras tan tardías como las hechas el 23 de diciembre. Sin embargo, los cargos de envío para el día siguiente pudieran ser más altos. Pagar cargos extras por envío express vale la pena si quiere que el obsequio le llegue a tiempo a sus seres queridos.

Este es el precio que tienen que pagar quienes esperan hasta el último minuto para hacer las compras navideñas ‘de pánico’.

leer más artículos