Tributo a Delgado

Los Azulejos dan más lustre a la estrella del artillero boricua
Tributo a Delgado
Carlos Delgado, emocionado al anunciar su retiro en 2011.
Foto: AP

TORONTO, Canadá (AP).— Los Azulejos de Toronto darán un homenaje el próximo año al toletero boricua Carlos Delgado al exaltarlo al “Pabellón de la Excelencia” del equipo.

El líder en jonrones y remolcadas en la historia de los Azulejos será el décimo pelotero que recibirá ese tributo. Toronto realizará una ceremonia el 21 de julio.

“No sólo fue uno de los mejores bateadores en la historia del equipo, también fue uno de los mejores inicialistas de su generación”, dijo ayer en un comunicado el presidente del equipo, Paul Beeston.

“Más importante aún, Carlos fue un tremendo embajador de la organización de los Azulejos y de la ciudad de Toronto”, añade Beeston.

Delgado debutó en las Ligas Mayores en 1993 y conectó 336 jonrones y remolcó 1,058 carreras con los Azulejos, con los que fue elegido a participar en dos Juegos de Estrellas.

También jugó con los Marlins de Florida y los Mets de Nueva York, y es el puertorriqueño con más cuadrangulares en la historia de las Grandes Ligas, con 473.

“Estoy muy emocionado”, dijo Delgado. “Es un gran día para mí al saber la noticia. Los que me conocen saben lo especial que fue Toronto para mí y lo agradecido que estuve por la oportunidad de llegar a Grandes Ligas”, agregó.

Delgado se unirá a su compatriota Roberto Alomar, a Dave Steib, a los dominicanos Jorge Bell y Tony Fernández, a Joe Carter y Cito Gaston.

Además de sus estadísticas de alto relieve con los Jays, Delgado también conquistó en el 2000, el Premio Hank Aaron que se le otorga a un bateador de alto calibre y fue nombrado Jugador del Año por la revista Sporting News.

Cuando se le pidió a Delgado que señalara el momento que más recuerda en Toronto, no lo pensó dos veces.

“Definitivamente, el Día Inaugural de 1994”, dijo. “Fue un año especial, con la oportunidad de estar aquí. Obviamente tengo que mencionar también el juego de cuatro jonrones en septiembre del 2003, es fue algo especial. Luego hubo un partido contra Boston en el que le disparé jonrón a Pedro Martínez”.

Delgado también ha querido aclarar las circunstancias de su partida de Toronto, luego de la campaña del 2004.

En ese momento, fue algo controversial, pero en realidad nunca existieron muchas posibilidades de que siguiera con los Azulejos.

El equipo, en ese momento guiado por el gerente general J.P. Ricciardi, estaba en medio de un proceso de reducir nómina y no disponía de los fondos para renovar con su bateador más productivo.

Eso resultó en que Delgado firmara un contrato multianual con los Marlins.

Hubo dimes y diretes de ambas partes, pero todo eso ha quedado en el pasado.

“Creo que estaba bastante claro luego de la campaña del 2004 que el equipo quería ir en otra dirección. Había un plan de gastar menos dinero y quizás no estaba en sus planes”.