Comparan maestros de chárters versus maestros de CPS

Los maestros de escuelas chárters de Chicago tienen menos años de experiencia y reciben un menor salario que los de escuelas tradicionales, según reportes.
Sigue a La Opinión en Facebook
Comparan maestros de chárters versus maestros de CPS
Estudiantes de la escuela secundaria García de UNO durante la clase de inglés del 11vo grado.
Foto: Carolina Cruz

Chicago.- El sindicato Chicago Teachers Union dio a conocer un reporte titulado “The Black and White of Education in Chicago’s Public Schools”; en el que se afirma que más de un 95% de los estudiantes de escuelas chárters son latinos o afroamericanos; pero que sin embargo, sólo un 30% de los docentes de dichas escuelas eran de estos grupos minoritarios.

Asimismo, el reporte concluye que sólo un 65% de los maestros de la red de chárters Noble Network of Charter Schools y un 54% de los de la red de UNO (United Neighborhood Organization) regresan a sus puestos de trabajo cada año.

En una respuesta ante dicho reporte, la Noble Network of Charter Schools dijo que éste contenía errores, como por ejemplo que la tasa de retención de docentes era de un 80% y no de un 65% como se argumentaba.

Esta es la más reciente polémica con respecto a la discusión sobre las diferencias entre los maestros de escuelas públicas y los de chárters.

No obstante, según varios reportes, los maestros de chárters tienen menos años de experiencia, reciben un menor salario y no se les exige una certificación para ser contratados, a diferencia de los que trabajan para CPS.

EXPERIENCIA Y SALARIOS

De acuerdo con un reporte del Consortium for Policy Research in Education, más del 29% de los maestros de chárters a nivel nacional tienen menos de tres años de experiencia como docentes, en comparación con un 12% de los maestros de escuelas tradicionales. Esto de acuerdo con la encuesta “Schools and Staffing Survey and the Teacher Follow-Up Survey”, realizados por el Departamento de Educación de EE.UU.

Por otra parte, los maestros de escuelas públicas ganan un promedio de $35,000 anuales –a nivel nacional-; y los de chárters un promedio de $32,070 anuales, según la misma encuesta. Pero según el reporte financiero anual de CPS, en el 2011, el salario promedio de un maestro de CPS fue de $67,974.

Asimismo, en entrevista con La Raza, Andrew Broy, presidente de la Illinois Network of Charter Schools (INCS), confirmó que no se requiere que todos los maestros de una escuela chárter tengan una certificación antes de ser contratados, solo se exige que estén certificados entre un 50% y un 75% de ellos. En una escuela pública todos los maestros deben estar certificados.

OPCIÓN DE SINDICALIZARSE

Otro punto polémico con respecto a los docentes de escuelas chárters tiene que ver con los sindicatos. En la actualidad, en Illinois hay 132 chárters, y de éstas, sólo 15 tienen algún tipo de sindicato, según la INCS.

“La ley no requiere que las escuelas chárter tengan sindicatos; pero permite a los maestros sindicalizarse si así lo desean. Si votan para tener un sindicato tienen que ser una unidad separada, no parte del Chicago Teachers Union”, explicó Broy.

La razón por la que funcionan así es porque cuando en 1996 se aprobó la ley para expandir las chárters en Illinois, no se les dio derechos a los maestros de chárters para tener sindicatos. Sin embargo, después de enmiendas aprobadas desde entonces, se les dio la opción de sindicalizarse, comentó Broy.

No obstante, los maestros de la red de chárters de UNO no tienen esta opción, ya que ninguna de las 13 escuelas tiene un sindicato, aseguró Juan Rangel, presidente de UNO en entrevista con La Raza.

Rangel también dijo que los maestros de chárters tienen más responsabilidades que otros; y citó como ejemplo, que los docentes de UNO visitan los hogares de sus alumnos dos veces al año para hablar con los padres de familia.

“Si los padres trabajan no van a poder tener una visita en el día; entonces eso quiere decir que a lo mejor los maestros van a tener que visitar después de las siete de la noche o los sábados”, dijo Rangel.

RECUADRO

Comparó los dos tipos de ambientes

Yolanda Sánchez fue maestra de las escuelas públicas de Chicago durante aproximadamente ocho años, tanto en una escuela de vecindario como en una chárter.

En el caso de esta mexicana, su jornada laboral comenzaba alrededor de las 6:30 de la mañana, cuando llegaba a la escuela secundaria Benito Juárez.

Allí debía impartir cinco clases al día, corregir tareas y llamar a los padres. Terminaba su trabajo usualmente a las 5:30 de la tarde, y ser la encargada de algún grupo estudiantil era opcional.

Sin embargo, cuando trabajó en la chárter Health Sciences Career Academy, del Instituto del Progreso Latino, tenía que impartir seis clases al día, corregir tareas, hablar con los padres y al finalizar las clases se turnaba con otros maestros para encargarse de la sala de estudio. También se esperaba que coordinara actividades para los estudiantes en los fines de semana.

“Las escuelas de vecindario tiene más fondos; por ello tienen más personal. Las escuelas chárter tienen menos personal; sin embargo, uno desea mantener las mismas oportunidades para los estudiantes, así que estiran al personal”, explicó Sánchez.

Alrededor de la web